Juicio Jurado doble parricidio Arahal

La fiscal considera que el acusado del doble parricidio de Arahal "era consciente" de lo que había hecho

  • El acusado asestó 96 puñaladas a su madre y 43 a su hermana

Los agentes de Criminalística de la Guardia Civil en las puertas de la vivienda. Los agentes de Criminalística de la Guardia Civil en las puertas de la vivienda.

Los agentes de Criminalística de la Guardia Civil en las puertas de la vivienda. / Juan Carlos Muñoz

La Audiencia Provincial de Sevilla ha acogido la primera sesión del tribunal del jurado que enjuciará el doble parricidio ocurrido en Arahal en diciembre de 2016. La fiscal del caso considera que el acusado "era consciente" totalmente en el momento de matar a su hermana y a su madre "asestando 96 puñaladas a la hermana y 43 a su madre" a quien esperó en el domicilio, junto al cadáver de la hermana hasta que regresó de trabajar.

La representante del Ministerio Públicó afirmó que el consumo de drogas por parte del acusado se produjo cuando ya había matado a la hermana y que éste fue "muy moderado". La fiscal afirmó que momentos después del doble crimen, "narró perfectamente lo que había hecho tanto a su hermano como a la Policía". La fiscal se dirigió directamente a los miembros del jurado y afirmó con rotundidad que se trata de "dos crímenes que la sociedad no puede permitir".

La Fiscalía solicita dos delitos de asesinato con una pena de 23 de años cada uno con la agravante de parentesco que le atribuye, así como que indemnice con 35.500 euros a sus hermanos. Por su parte, las acusaciones particulares, que representan a un hermano respectivamente, 24 años por cada asesinato y 44.750 euros por la responsabilidad civil, más 35.800 en otros conceptos y 25.807 euros para otro de los hermanos.

Los hechos

El Ministerio Fiscal considera que los hechos se produjeron sobre las 23:00 del 11 de diciembre de 2016, cuando el acusado se encontraba junto a su hermana en el domicilio familiar y, "por motivos que no han sido determinados, se inició una discusión entre ambos" en el transcurso de la cual el encausado se dirigió a la cocina y se hizo con dos cuchillos.

A continuación, y según el relato de la Fiscalía, el acusado, que se encuentra en situación de prisión provisional desde el 15 de diciembre de 2016, volvió al dormitorio donde se encontraba su hermana y, "haciendo uso de los cuchillos y con ánimo de acabar con su vida", le asestó un total de 96 puñaladas repartidas por todo el cuerpo, todo ello mientras la víctima intentaba huir del lugar.

Varias de las puñaladas "se asestaron en el plano posterior del cuerpo" de la víctima, "es decir, por la espalda, minimizando así sus posibilidades de defensa", indica el Ministerio Público, que precisa que la mayor parte de las puñaladas afectaron a órganos no vitales y fueron "de poca profundidad, aumentando así el dolor de la misma y reduciendo al mínimo las posibilidades de huida".La muerte de la hermana del acusado se produjo a consecuencia de un shock hipovolémico por hemorragia aguda debido a las heridas producidas. Tras ello, el acusado se apoderó de la cartera de la fallecida y, "con ánimo de enriquecimiento injusto, se hizo para sí" con el dinero que había en su interior, en concreto 750 euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios