Sentencia por atracos El atraco perfecto

  • Pena mínima por cuatro atracos a bancos con idéntico modus operandi

  • Fueron detenidos con la nota que mostraban a las cajeras y una pistola simulada

Fotograma del atraco a un banco Fotograma del atraco a un banco

Fotograma del atraco a un banco

Dos hombres de 46 y 27 años fueron juzgados por cuatro atracos a bancos cometidos con idéntico modus operandi:  mientras uno esperaba fuera con un vehículo, el otro, disfrazado con una peluca o un pasamontañas, mostraba una pistola y una nota manuscrita amenazante a la cajera.

Los dos procesados estuvieron en prisión preventiva más de un año, desde su detención el 12 de mayo de 2018 hasta el 5 de julio pasado, cuando se celebró el juicio en el juzgado penal 12 de Sevilla. La Fiscalía pidió para cada uno 20 años de cárcel, pero finalmente uno ha sido absuelto y sólo el segundo acusado, Pedro F.M., ha sido condenado a cuatro años y medio de prisión por uno de los asaltos.

En su sentencia, a la que ha tenido acceso este periódico, la juez reconoce que “existen indicios racionales, plurales y contrastados, que han servido para elaborar una tesis acusatoria razonable”, pero “no existe una prueba directa de la que se pueda extraer que los acusados fueron los autores de los cuatro delitos de robo con intimidación por los que se solicita la condena”.

La sentencia recoge que incluso podrían haber sido acusados de un quinto atraco frustrado, cuando fueron detenidos el 10 de mayo de 2018 junto a una caja de ahorros de la Carretera de Carmona. Entonces, Pedro F.M. ocultaba sus rasgos con una capucha, peluca y gafas de sol, llevaba una pistola de plástico que simulaba una real y un folio con el siguiente mensaje: “No haga tonterías. No tengo nada que perder. Voy armado. Si no me entrega todo el dinero o pulsa la alarma, le pego un tiro”.

El segundo acusado, Carlos R.B., fue detenido en el interior de su coche en las inmediaciones de la sucursal con una placa de matrícula falsa y, en su domicilio, se le incautó una pistola de fogueo. El coche en el que esperaba era el mismo en el que los dos acusados habían viajado hasta allí.

La juez rechaza el indicio de que, tras un primer atraco cometido el 18 de enero de 2018 en Espartinas, de donde los ladrones se llevaron 2.000 euros, los dos acusados fueran detenidos a bordo de una moto similar a la que un testigo describió como aquella en la que huyeron los atracadores. La matrícula coincidía parcialmente con la indicada por el testigo pero los acusados no llevaban la chaqueta de camuflaje usada en el atraco ni el pasamontañas ni la pistola que exhibió el  delincuente.

Fueron acusados de un segundo atraco el 5 de marzo de 2018. La empleada del banco no reconoció al atracador pero en el juicio dijo que Pedro “se parecía bastante”. En este caso, la Policía no demostró que otro delincuente le esperase fuera, según la sentencia.

Sobre el atraco perpetrado el 7 de marzo de 2018 en una caja de ahorros de la avenida Felipe II, el ladrón mostró una pistola y enseñó a la cajera una nota, que ella “no pudo leer por el estado de nerviosismo que tenía”.

La única condena es contra Pedro F.M. por el cuarto atraco, cometido el 10 de abril de 2018 en la calle Bueno Monreal, de donde se llevó 2.900 euros. En este caso, la cajera lo identificó “sin dudar” y fue capaz de describir la nota manuscrita, escrita con rotulador negro y mayúsculas.

Los seguimientos policiales a ambos sospechosos, en los que “viajaban junto o hacia el mismo sitio en dos coches tampoco determinan necesariamente que tuvieran la finalidad de cometer hechos delictivos”, según la sentencia.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios