Elecciones

El Betis no es una religión de clausura

  • La Junta Electoral no exime de ser presidente de una mesa electoral para acudir al “derby” 

  • Un abonado del Betis invocó la norma que dispensa a religiones y monjas de clausura

  • La Junta Electoral matizó el acuerdo de Tomares contra la “contaminación visual”

Una mesa electoral en Sevilla Una mesa electoral en Sevilla

Una mesa electoral en Sevilla / José Angel García

La Junta Electoral de Zona de Sevilla ha rechazado la petición de un abonado del Real Betis para ser dispensado de ser presidente de una mesa electoral en las elecciones del domingo porque tenía que asistir al “derby” Betis-Sevilla. Lo más curioso es que el abonado esgrimió la norma de la Ley Electoral que prevé esa dispensa a los miembros de “confesiones o comunidades religiosas en las que el ideario o el régimen de clausura resulten contrarios o incompatibles con la participación en una mesa electoral”.

Muchos creen que la idiosincrasia bética tiene mucho que ver con la religión por la esperanza perpetua de sus socios, pero la Junta Electoral no lo ha entendido así y ha rechazado la petición del abonado que argumentaba su necesidad de presenciar el partido  Betis-Sevilla del domingo en el Benito Villamarín.

El socio argumentó en su escrito a la Junta Electoral que había sido designado presidente de una mesa mucho tiempo después de haber renovado su abono en agosto, que le costó 330 euros, y que es socio dede la temporada 1994-95.

Lo principal: que “el día elegido para las elecciones coincide con uno de los encuentros de mayor relevancia, coste y significado de toda la temporada”.

Fuentes de la Junta Electoral comentan a este periódico que el recurso estaba muy bien fundamentado y dio lugar a un amplio debate y valoración, pero finalmente se decidió rechazarlo porque “no se puede comparar una afición deportiva con una religión y aceptarlo supondría abrir una puerta peligrosa”.

Quejas por los carteles de las últimas elecciones

La excesiva repetición electoral de los últimos meses ha dado lugar a dos de las características de esta campaña: por un lado, las numerosas quejas porque en pueblos de la provincia quedaban carteles de los comicios de mayo, lo que era interpretado como publicidad electoral antes del inicio oficial de la campaña. Por otra, la escasa conflictividad por denuncias de un partido contra otro.

Según las citadas fuentes, en las elecciones de mayo la Junta Electoral llegaba a reunirse hasta dos veces al día para resolver incidencias y en esta campaña solucionan el debate por WhatsApp y llegan a las reuniones diarias con los acuerdos ya tomados y solo pendientes de firma.

Al igual que en otros comicios, la Junta Electoral de Sevilla admite las excusas para no ser miembro de una mesa de los autónomos titulares de pequeños negocios que tienen su mayor actividad un domingo, como los dueños de bares o churreros, y también las de personas que demuestran tener niños pequeños o personas dependientes a su cargo.

Quienes vayan a hacer un viaje son excusados si demuestran haber comprado los billetes o reservado el hotel antes de ser seleccionados como integrantes de una mesa, y quienes tienen una boda ese domingo son excusados si les une un parentesco hasta segundo grado con los contrayentes.

En cuanto a denuncias de los partidos, Unidas Podemos presentó recurso contra el acuerdo verbal de todos los grupos políticos de Tomares para evitar la contaminación visual y no pegar carteles sino colocarlos en voladizos. La Junta Electoral reconoció que pegar carteles es uno de los derechos expresamente reconocidos en la ley y pidió al alcalde de Tomares que modificara su decreto para no impedir la pegada pero hacer expresa referencia a los puntos habilitados para ello.

No pudo hacer nada la Junta Electoral ante la denuncia de Adelante Andalucía contra Vox por convocar un acto electoral frente a un centro de menores no acompañados (MENA) en Sevilla. Su petición era que se prohibiese a las televisiones la divulgación de las imágenes y la Junta Electoral respondió que el secuestro de tales vídeos es competencia exclusiva de un juez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios