Jurado popular

El fiscal rebaja la petición de 33 años a 18 para el autor del disparo que mató a un hombre durante una reyerta en Écija

  • La acusación particular pide además el destierro durante cinco años para los cuatro acusados

Los cuatro acusados, uno de ellos de asesinato, de varios delitos durante una reyerta en Écija Los cuatro acusados, uno de ellos de asesinato, de varios delitos durante una reyerta en Écija

Los cuatro acusados, uno de ellos de asesinato, de varios delitos durante una reyerta en Écija / José Ángel Moreno

Tras las declaraciones de los testigos durante las cinco sesiones del juicio con jurado popular por la muerte de una persona y las heridas causadas a otras seis durante una reyerta en la finca familiar de los cuatro acusados ubicada en la zona de Cuesta Blanca, en Ëcija, tanto el fiscal como la acusación particular y las defensas han modificado sus peticiones iniciales. De este modo, el ministerio público ha pasado de solicitar los 33 años de prisión a 19 años para Jesús R. M., acusado de ser el autor del disparo que mató a Manuel R.  De este modo, mantiene la petición de asesinato, para el que solicita una pena de 18 años de cárcel y la imputación del delito de tenencia ilícita de armas, por lo que suma 1 año y seis meses a su petición de pena. Según el fiscal, la conducta de Jesús R. M. fue "criminal y asesina, estaba plenamente convencido de que quería matar, y mató".

Sin embargo, califica como lesiones leves las heridas causadas por los perdigones a las otras seis víctimas y el golpe dado a  Rogelio R. con el cañón de la escopeta. Por esto pide una multa de 3 meses a razón de 10 euros diarios para cada uno de ellos. "La mayoría solo necesitaron tratamiento farmacológico",

Asimismo, el fiscal mantiene el delito de tenencia ilícita de armas, con una petición de 1 año y 6 meses de prisión,  para el hermano del acusado, José Manuel,  y agrava el de amenazas, para el que solicta 2 años de cárcel.

Para el padre y el abuelo de ambos hermanos, cambia su calificación a cuatro años de prisión por lesiones con arma o instrumento peligroso. En un principio, pedía 14 años de cárcel para cada uno por tentativa de asesinato. El fiscal se ha basado en las declaraciones del propio afectado, Rogelio R. que aseguró que antes de soltarle y después de darle tres "pinchazos" con la navaja, dijeron "suéltalo que a este ya le hemos pinchado". Además, las lesiones causadas con la navaja "necesitaron en un primer momento farmacología y más tarde sutura". Señala que las lesiones causadas eran "superficiales y no había intención de matar".

En su informe final, el fiscal calificó la reyerta como una "encerrona" que los acusados prepararon como una estrategia. "Jugaban en casa, sabían moverse y tenían las armas", aseguró.

También modificó sus peticiones la acusación particular, llevada por Salvador Sánchez de Puerta que se adhirió a las conclusiones del fiscal y añadió la solicitud de destierro durante cinco años para los acusados.

Por su parte, la defensa de los dos hermanos aludió a la legítima defensa como la razón para solicitar la libre absolución de los acusados. Francisco Baena Bocanegra explicó que la muerte de Manuel R. fue un homicidio causado por una imprudencia grave y solicitó la eximente completa de "miedo insuperable" en concurrencia con legítima defensa y subsidiariamente la eximente incompleta por trastorno mental transitorio. En consecuencia, pide la libre absolución para Jesús R. M. y subsidiariamente la pena de 1 año. 

Baena Bocanegra argumentó que la reacción de ambos jóvenes fue "lícita" porque hubo "un ataque a su familia en su hogar. Jesús ve a su padre y sus abuelos en el suelo y una turba de gente que entra en su parcela".  El abogado insistió ante el jurado que los acusados no son un clan "y que sólo el hij trabajó un tiempo vendiendo tabaco para la familia del fallecido".

Respecto a José Manuel R. M. pide la libre absolución.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios