Triple Crimen de Dos Hermanas

La fiscal del triple crimen de Dos Hermanas: "No solo mata quien dispara el arma"

El "Pollino" sale del Juzgado de Guardia tras su detención El "Pollino" sale del Juzgado de Guardia tras su detención

El "Pollino" sale del Juzgado de Guardia tras su detención

Tanto las acusaciones particulares como la Fiscalía ha  hecho especial incidencia en la necesaria participación de todos los procesados por el triple crimen de Dos Hermanas. La muerte de Yilmaz Giraz, su pareja Sandra Capitán, que estaba embarazada de tres meses, y la hija de ésta, que sólo tenía seis años de edad en la tarde del 16 de septiembre de 2017 fue un "plan macabro" en el que participaron siete personas en mayor o menor medida y que pudo llevarse a cabo por esta cooperación entre los acusados, como apuntó la acusación particular que representa a Sandra Capitán. Este, junto a la falta de credibilidad de la versión que el principal acusado dio durante la vista oral,  ha sido el denominador común de los informes que la Fiscalía y las acusaciones han presentado ante el tribunal del jurado. 

Una línea argumental que ha concretado la fiscal en una afirmación contundente: "No sólo mata quien dispara el arma". No obstante, la fiscal ha sacado de esta acusación general de asesinato a Joaquina H. J.  la madre de Ricardo García Hernández, El Pollino puesto que, a diferencia de las acusaciones particulares, considera que no ha quedado probada su participación aunque reconoce que colaboró en la ocultación de los cuerpos y limpió la casa una vez cometidos los crímenes. Recuerda, que el delito de encubrimiento no es respecto a su hijo, nuera y marido, sino a los otros dos acusados, Quino y El Tapita

Tampoco pedirá la Fiscalía, como ya anunció el viernes 3 de julio, la pena de prisión permanente revisable para Quino y El Tapita al aplicarles las atenuantes analógicas de confesión, por lo que solicita 28 años de cárcel por cada asesinato. En cualquier caso, el ministerio público considera que ambos acusados, contratados para darle una paliza a Yilmaz Giraz, "debían suponer que no iban a hablar amigablemente con Sandra Capitán y la niña" cuando las dejaron en la casa del Pollino en la barriada de Cerro Blanco. Según la fiscal, "Ricardo hijo, Elisa y Ricardo padre planearon el triple crimen contando con la colaboración necesaria de Quino y El Tapita".

Sobre la confesión de David Ramón Hurtado, El Tapita, la fiscal reconoció que cuenta "su verdad,pero no la verdad completa". Es un punto en el que coinciden todas las acusaciones, incluso alguna apuntó que "ha ido cambiando de versión según avanzaba la investigación". Ahora bien, para el ministerio público está claro que tanto El Tapita como Quino "sabían que el fin último era matarlos y, pudiendo revertir la situación, no lo hicieron. Ambos colaboraron de manera decisiva en el triple asesinato y optaron por dejar a la familia compuesta por Yilmaz, Sandra y la niña, indefensa". De hecho, las acusaciones particulares no reconocen la atenuante de confesión a ninguno de los dos presuntos sicarios. 

Respecto a Manuela Muñoz, la fiscal mantiene la acusación como cómplice de asesinato al haber puesto supuestamente en contacto a El Pollino con El Tapita para "dar un susto" a Yilmaz. Según la acusación particular que representa al padre de la niña asesinada, esta mujer fue cooperadora necesaria para la comisión de los crímenes. En este mismo sentido se refiere a la madre del Pollino, Joaquina. 

Mañana martes 7 de julio será el turno de las defensas de los siete acusados, que tendrán cada uno, salvo uno,  30 minutos para presentar sus informes ante el Tribunal del Jurado, que encara ya la recta final de la vista oral de uno de los casos más truculentos de la crónica negra sevillana. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios