Divorcio y coronavirus

Los jueces de Pamplona suspenden las visitas entre semana y en el Punto de Encuentro

  • La menor exposición de los hijos al contagio será la norma

  • Los abogados de Familia de Sevilla están a la espera de recomendaciones similares

Los Puntos de Encuentro suponen una "excesiva exposición de los menores" Los Puntos de Encuentro suponen una "excesiva exposición de los menores"

Los Puntos de Encuentro suponen una "excesiva exposición de los menores"

La Junta Sectorial (“telemática y urgente”) de los jueces de Familia y Violencia sobre la Mujer de Pamplona, celebrada este martes, acordó una serie de medidas para unificar criterios de cara al régimen de visitas de los hijos de divorciados ante la pandemia de coronavirus. Entre otros, suspenden las visitas entre semana sin pernocta y las que tienen lugar en los Puntos de Encuentro Familiar por suponer una “excesiva exposición del menor” al virus.

Se trata de una serie de recomendaciones “para los casos de falta de acuerdo entre las partes”, en las que han unificado criterios las magistradas (todas mujeres así como la convocante, la juez decana Paz Benito) y que se aplicarán también a las medidas civiles acordadas por los juzgados de Violencia contra la Mujer.

En Sevilla, los abogados de Familia están a la espera de unas normas similares por parte de los magistrados sevillanos o de su Colegio de Abogados, informan a este periódico fuentes del colectivo.

Proponen las magistradas de Pamplona que, en los casos de custodia compartida, se efectúen los cambios en las fechas que correspondan “arbitrando la forma en que el menor resulte menos expuesto al coronavirus”.

Aconsejan mantener las estancias de fin de semana pero suspender las que tienen lugar entre semana sin  pernocta, por suponer “una exposición innecesaria para el menor dada su brevedad, sin perjuicio de que una vez se normalice la situación pueda acordarse la compensación en días”.

También sugieren suspender las visitas tuteladas en los Puntos de Encuentro Familiar “por suponer una excesiva exposición de los menores y no ser posible respetar las medidas de seguridad precisas debido a las reducidas dimensiones de las dependencias”.

Por encima de todo, la resolución navarra exhorta a los progenitores a no utilizar “la especial situación en que se encuentra el país para incumplir lo dispuesto en las resoluciones judiciales”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios