Dos Hermanas

El hombre que mató a su mujer de una paliza lo hizo de forma "consciente e intencionada"

  • El jurado considera probado que Emilio Verdugo mató a su mujer "como forma de demostrar su superioridad como varón"

El acusado de matar a su mujer a golpes en Dos Hermanas El acusado de matar a su mujer a golpes en Dos Hermanas

El acusado de matar a su mujer a golpes en Dos Hermanas / José Ángel García

El jurado que durante tres días ha asistido a la vista oral sobre el asesinato de Rosa M. después de recibir una paliza de su marido, Emilio Verdugo, ha considerado probado que el asesino confeso propinó una paliza a su mujer "con múltiples puñetazos, patadas y hachazos" con la intención de "causarle la muerte o asumiendo la alta probabilidad de que eso pasara". Asimismo, el veredicto señala que Rosa M. "no tuvo posibilidad de huir" y que Emilio le provocó "una prolongación innecesaria de su sufrimiento". Según el veredicto, el acusado actuó de este modo "como forma de demostrar su superioridad como varón"

Del mismo modo, siete de los nueve miembros del jurado han considerado que la víctima tenía limitaciones a la hora de defenderse "por limitaciones por la edad y la discapacidad visual".  Respecto a la circunstancia esgrimida por la defensa de que Emilio Verdugo estaba bajo los efectos del alcohol en el momento de los hechos, cinco de los nueve miembros del jurado han indicado que tenía "levemente limitada su capacidad". Este mismo número de votos de los miembros del jurado ha servido para que se tenga en cuenta la posibilidad de reparación del daño al haber aportado el acusado 15.000 euros y otorgado escritura de liquidación conyugal y de la herencia a favor de sus hijas.

Sin embargo, durante su intervención final, la fiscal calificó esta cantidad de "irrisoria" puesto que no llega "ni al 10% de la indemnización solicitada como responsabilidad civil". Tampoco considera relevante la atenuación por tener levemente afectada su capacidad volitiva por el alcohol, "el mismo veredicto indica que mató a su mujer de forma consciente, decidida y voluntaria, por lo que no tiene entidad para que sea atenuante". En este sentido, se ratificó en su petición de 23 años de cárcel.

Por otro lado, el abogado de la acusación particular, Álvaro Castillo, solicitó la pena de prisión permanente revisable al estar probada "la vulnerabilidad de la víctima" según el veredicto. 

La defensa, ejercida por Luis Barrón, aludió a la atenuante de reparación del daño y la consideración del jurado de que el acusado tenía "levemente alterada por el alcohol" y ha solicitado la pena que "la magistrada-presidente estime".

La mujer recibió puñetazos, patadas por todo el cuerpo y nueve hachazos en la cabeza, tanto con la parte roma como con la afilada del arma. En total, al menos 68 lesiones de las que, si bien la causa directa de la muerte fueron los hachazos en la cabeza, las lesiones en los pulmones causadas por la rotura de las costillas por las patadas también eran mortales, según testificaron las forenses.

Según el veredicto, sobre las 15:30 del día 26 de enero de 2019, cuando el acusado llegó a la vivienda familiar, donde se encontraba su esposa, quien "le dijo que llegaba tarde, reproche que molestó al acusado, enzarzándose con ella en una discusión en el transcurso de la cual" la víctima quiso abandonar la vivienda, "impidiéndoselo" el encausado, quien "cerró la puerta con llave, guardando en cada bolsillo los dos juegos de llaves, que su mujer intentó quitarle".En ese momento, y estando ambos de pie situados uno frente al otro, el acusado, "con ánimo de acabar con la vida de su mujer y poniendo de manifiesto una actitud de dominación y superioridad sobre ésta, le tapó la boca con gran fuerza e intensidad y de manera continuada le agarró fuertemente por el cuello con ambas manos y comenzó a propinarle puñetazos" en la cara, los ojos y la boca.Una vez dentro del sótano, el investigado "continuó durante unos minutos propinándole patadas y puñetazos por todo el cuerpo, intentando la víctima defenderse y levantarse del suelo, sin conseguirlo", tras lo que, el encausado cogió un hacha de 11 centímetros de hoja y 42 centímetros de longitud y le asestó nueve hachazos en la cabeza.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios