Quebrantamiento de la orden de alejamiento del Cuco

El juez advierte a la madre del Cuco que no puede volver a delinquir en dos años

  • El juzgado de lo Penal notifica a Rosalía García Marín el auto por el que suspende la pena privativa de libertad de 127 días impuesta tras la condena

La madre del Cuco declarando. La madre del Cuco declarando.

La madre del Cuco declarando. / belén vargas

El juez de lo Penal número 10 de Sevilla ha notificado a la madre del Cuco, Rosalía García Marín, que no ingresará en prisión. El juez ha suspendido la pena privativa de libertad, después de que la madre del Cuco haya abonado 1.000 euros de la multa de 2.520 euros que le impuso tras haber sido condenada por un delito de quebrantamiento, por haber vulnerado la orden de alejamiento que impedía que su hijo, Francisco Javier García Marín, se acercara a menos de 50 kilómetros de la familia de Marta del Castillo. La madre del Cuco acudió recientemente a los juzgados, acompañada por su abogado, Rafael Ramírez García del Junco, para la notificación del auto de suspensión, donde fue advertida de que la suspensión de la pena está "condicionada" a que durante el plazo de dos años "no vuelva a delinquir, de tal forma que si lo hiciere tendría que cumplir la pena ahora suspendida".

En el auto de suspensión, el juez David Candilejo recuerda que la suspensión de la pena tiene un "fundamento resocializador, eludiendo el ingreso en prisión de personas que, o bien hayan delinquido por primera vez, o bien respecto de las cuales sea razonable que no reincidirán en el delito, para evitar las negativas consecuencias que genera el cumplimiento de la pena privativa de libertad. Y en este caso por los motivos expuestos se accede a la suspensión", precisa el auto.
El juez insiste en que el incumplimiento de la condición de no volver a delinquir en el plazo de dos años "podrá suponer la revocación del beneficio si se pone de manifiesto que la expectativa en la que se fundaba la decisión ya no puede ser mantenida".
El abogado de la madre del Cuco, Rafael Ramírez García del Junco, ha explicado a este periódico que la decisión del juez "es justa", puesto que Rosalía García Marín cumplía todos los requisitos para que cumpliera lo establecido en los 80 y 82 del Código Penal, dado que se trataba de un primer delito y la pena impuesta no era superior a los dos años, en concreto, el pago de una multa de 2.520 euros, de los cuales la acusada había pagado 1.000 euros, por lo que el juez había calculado una posible privación de libertad de 127 días, la responsabilidad penal subsidiaria correspondiente al resto de la multa. 
El letrado también recordó que el Ministerio Público, la única acusación en este procedimiento, reconoce que la condenada cumple "todos y cada uno de los requisitos establecidos para ello, tanto por la anterior regulación como la actual reformada desde julio de 2015".
La decisión del juez viene avalada por la propia Fiscalía de Sevilla, que en noviembre de 2018 remitió un escrito al juzgado en el que ponía de manifiesto que "no se opone" a la concesión del beneficio de suspensión de la ejecución de la pena privativa de libertad por cuanto "se verifican los requisitos legalmente previstos en los artículos 80.1 y 2 del Código Penal". 

La defensa de Rosalía García Marín apuntó en un escrito remitido con anterioridad al juzgado que "sin entrar en su inocencia o no, ya que ha sido condenada, lo cierto es que tal y como establece la actual regulación hay que valorar la peligrosidad del condenado, los antecedentes existentes, sí como las circunstancias personales concretas". En este sentido, Rafael Ramírez destacó que la madre del Cuco "ha tenido y tiene desde siempre, como consta en las presentes actuaciones, domicilio fijo y conocido donde ha venido residiendo", carece "totalmente de antecedentes penales y policiales, habiendo sido ésta la primera y única vez que ha tenido un tropiezo con la Justicia".

No tiene "nada que ver" con la muerte de Marta

De la misma forma, alegó que Rosalía García Marín "es una madre que se ha visto salpicada por un triste suceso en el que nada tiene que ver: la muerte de Marta del Castillo".

La defensa añadió que en el presente caso el ingreso en prisión "en este preciso momento y para cumplir una pena tan corta, sería contraproducente, resultando por tanto más perjudicial que beneficiosa". Por todo ello, "no tendría sentido el cumplimiento de la pena en un centro penitenciario, que lo único que podría conseguir sería rodearla de todo un ambiente que frustraría los fines de prevención y reinserción social".

Así, recordó el letrado que se trata de una madre que "ha perdido a su ex marido", que falleció recientemente, y además es una persona "sin rasgos delincuenciales ni marginales de ningún tipo".

Con anterioridad, la defensa ya había pedido al juez que se le diera “la oportunidad” a Rosalía García de suspender la condena y sustituirla por trabajo en beneficio de la comunidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios