Prisión Permanente Revisable

El juicio al Pollino por el triple crimen de Dos Hermanas arrancará el 4 de mayo

El Pollino sale del juzgado de guardia tras su detención El Pollino sale del juzgado de guardia tras su detención

El Pollino sale del juzgado de guardia tras su detención

La Audiencia Provincial de Sevilla ha fijado para el próximo 4 de mayo el inicio del juicio con jurado popular contra las siete personas acusadas en relación al triple crimen ocurrido en la localidad de Dos Hermanas en septiembre del año 2017, en el que fueron asesinadas Sandra Capitán Capitán, de 26 años, de su compañero sentimental, el turco Mehmet Demir, de 55, y de su hija Lucía Begines Capitán, de sólo seis años.
En un auto dictado el día 14 de enero, el magistrado-presidente del juicio, Juan Romeo Laguna, fija los hechos justiciables, recoge las calificaciones y alegaciones realizadas por todas las partes y fija para el día 4 de mayo la constitución del jurado, mientras que la vista oral se iniciará el 5 de mayo "en tantas sesiones sucesivas de mañana que sean precisas" hasta el 29 de mayo, precisa el juez.
 
De este modo, y una vez se constituya el jurado, el día 5 de mayo está prevista la presentación de las alegaciones previas por las partes personadas en este procedimiento; los días 6 y 7 de mayo prestarán declaración los siete acusados, y el día 8 de mayo comenzarán las declaraciones de los testigos (incluidos testigos protegidos), de los agentes de la Policía Nacional que participaron en la investigación de los hechos y de los peritos, estando previsto que las conclusiones definitivas y los informes finales tengan lugar a partir del 20 de mayo, tras lo que posteriormente el jurado recibirá el objeto del veredicto y se retirará a deliberar sobre la culpabilidad o no culpabilidad de los encausados.
 
El magistrado-presidente acuerda que la prueba de los cinco testigos protegidos, prevista para el día 8 de mayo, se celebre a puerta cerrada "para preservar su seguridad y tranquilidad", adoptándose las medidas pertinentes "para evitar el contacto visual entre los testigos y acusados". Asimismo, "no se facilitará a las partes la identidad de los testigos protegidos para preservar su seguridad en atención a la gravedad de los hechos enjuiciados que denotan una extrema peligrosidad".
 
En el auto, el magistrado-presidente admite todas las pruebas propuestas por la Fiscalía, a excepción de la prueba relativa a la diligencia de reconstrucción de los hechos, inadmitiendo la documental de todas las partes relativa a las declaraciones de los acusados y testigos, así como la parte de los atestados y oficios policiales que contengan declaraciones de acusados y testigos y conclusiones de la Policía Judicial que no sean pruebas periciales.
 
Asimismo, el magistrado no admite las testificales y periciales de las acusaciones particulares ni de las defensas de los acusados que no haya propuesto el Ministerio Público, "sin perjuicio de que en el plazo de 15 días naturales a partir de la notificación de esta resolución expliquen su trascendencia y relevancia para esclarecer los hechos enjuiciados".
 
Los siete acusados, de modo genérico, serán juzgados por presuntos delitos de detención ilegal, asesinato, encubrimiento y tenencia ilícita de armas.
En concreto, la Fiscalía atribuye tres delitos de asesinasto y reclama tres condenas de prisión permanente revisable para Ricardo García Hernández, conocido como El  Pollino; su padre, Ricardo G. G.. alias El Cabo; la mujer del Pollino, Elisa F. M.; el monitor de boxeo David H. P., conocido como El Tapita, y su amigo José Antonio M.B. alias Quino.
A la acusada Manuela M.O. se le considera presunta autora en calidad de cómplice de uno de los asesinatos y por ello se le pide una pena de 16 años, mientras que Joaquina H.J., madre del Pollino, se le acusa de encubrir los tres asesinatos y se le reclama una pena de 7 años.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios