Infraestructuras Judiciales

Los juzgados de Violencia vuelven al Prado en agosto tras acabar las obras

  • La Consejería de Justicia recepciona la reforma parcial de la sede judicial del Prado de San Sebastián

Una de las dependencias judiciales de la primera planta de los juzgados, tras las reformas que se han llevado a cabo. Una de las dependencias judiciales de la primera planta de los juzgados, tras las reformas que se han llevado a cabo.

Una de las dependencias judiciales de la primera planta de los juzgados, tras las reformas que se han llevado a cabo. / M. G.

Los cuatro juzgados de Violencia sobre la Mujer de Sevilla volverán a la sede judicial del Prado de San Sebastián en el mes de agosto, aprovechando que ayer mismo finalizaron las obras de reforma parcial que la Consejería de Justicia ha realizado en los últimos meses. El traslado de los juzgados de Violencia, que actualmente están ubicados en unas dependencias en alquiler en la avenida de la Buhaira, se realizará precisamente en el mes de agosto, coincidiendo con el descenso tradicional de la actividad de los juzgados y tribunales con motivo de las vacaciones estivales, según explicaron a este periódico fuentes del departamento que dirige el vicepresidente de la Junta de Andalucía, Juan Marín. Cuando se crearon los juzgados de Violencia sobre la Mujer, el primer juzgado de este tipo se ubicó en la planta baja del edificio del Prado.

La reforma parcial del edificio del Prado de San Sebastián ha supuesto un coste de 297.913 euros y los trabajos se han desarrollado en diferentes fases, ya que para poder realizar los trabajos era necesario abordar primero el traslados de dependencias y se ha tratado de realizar la obra de forma que interfiera lo menos posible en la actividad diaria de estos órganos judiciales.

Los trabajos se han desarrollado por fases y han afectado a las tres plantas del edificio

En el caso de la planta baja, los trabajos que se han realizado han consistido en la reforma del Registro General y de la zona donde está emplazada actualmente la Junta Electoral –que fue utilizado como sala de prensa para el juicio del denominado “procedimiento específico” de los ERE, que se prolongó durante un año y finalizó en diciembre de 2018– y la zona destinado a los peritos.

En la planta primera, la Consejería de Justicia ha habilitado los despachos para los médicos forenses y los psicólogos y asistentes sociales que proceden de los juzgados de Violencia, y que deben ser ubicados coincidiendo con el regreso de estos juzgados a la sede del Prado.

Un vigilante en el control de acceso de los juzgados, junto a la zona rehabilitada del registro general. Un vigilante en el control de acceso de los juzgados, junto a la zona rehabilitada del registro general.

Un vigilante en el control de acceso de los juzgados, junto a la zona rehabilitada del registro general. / M. G.

Por lo que se refiere a los trabajos realizados en la segunda planta del edificio, en la misma es donde irán ubicados los cuatro juzgados de Violencia sobre la Mujer, que contarán además con una zona para la realización de las guardias, así como dependencias para el fiscal y el forense de guardia.

Los trabajos también se han desarrollado en la planta tercera, donde se ha procedido a mover el juzgado de Instrucción 12, que anteriormente estaba ubicado en la segunda planta del mismo edificio.

En la tercera planta han sido ubicadas las dependencias de la Guardia Civil –que antes estaban en la segunda– y la de la unidad orgánica de Policía Judicial adscrita a los juzgados, que antes tenían sus oficinas en la planta baja. En esta última planta de la sede judicial del Prado se han realizado asimismo algunos trabajos menores en diversos espacios, como en algunas salas de vistas.

Todas estas reformas se han ido planteando en los últimos años ante la demora del proyecto de creación de una Ciudad de la Justicia de Sevilla, que el anterior Gobierno andaluz había planteado llevar a la parcela de los gordales en el barrio de Los Remedios. Sin embargo, con la llegada de Juan Marín a la Consejería de Justicia, este departamento, en colaboración con el Ayuntamiento de Sevilla, ha analizado nuevos posibles emplazamientos y actualmente ambas administraciones apuestan por llevar a la zona de Palmas Altas el futuro complejo que debe reunir todos los órganos judiciales dispersos en la ciudad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios