Movimiento vecinal

El “okupa” de la barriada Villegas, encarcelado por robo y tráfico de drogas

  • Tiró unas pastillas por la ventana al ser detenido

Foto del “okupa” en sus redes sociales Foto del “okupa” en sus redes sociales

Foto del “okupa” en sus redes sociales

Comentarios 5

Ismael F.R., el okupa que ha sido denunciado por agredir a sus vecinos de la barriada Villegas y por mantener una perrera ilegal, ingresó en prisión incondicional acusado de robo con violencia y tráfico de drogas.

El juzgado de instrucción 6 de Sevilla decretó el jueves su ingreso en prisión incondicional por un robo violento ocurrido el 4 de abril: junto con su amigo David R.H. penetraron en una vivienda, amenazaron con un cuchillo y un palo a sus moradores y les robaron un perro.

En su defensa, Ismael explicó que ese perro le había sido robado a él en noviembre pasado.

La acusación contra él incluye tráfico de drogas porque cuando la Policía acudió a detenerlo a su vivienda arrojó por la ventana unas pastillas de MDMA y Tranquimazín.

Fuentes policiales informan a este periódico de que Ismael también fue acusado de presuntos delitos de daños y amenazas, en una investigación a cargo del Grupo de Robos.

Junto con esta denuncia, el okupa ha sido acusado de  agredir el 10 de abril a la pareja que recogió 300 firmas en su contra, en una causa que investiga el juzgado de instrucción 12 y en la que la juez negó la orden de protección solicitada por los agredidos.

Su presunto compañero en el robo del perro, detenido el 1 de mayo, ha pedido la libertad y el juzgado se encuentra a la espera de que se pronuncie la Fiscalía.

David R.H. ayudaba a Ismael dando de comer y cuidando a los perros en el patio comunitario del que se habían apropiado. Según la denuncia de los vecinos, cada vez que deseaban entrar en el patio para acceder a los trasteros o recoger ropa tendida que se hubiese caído, tenían que avisar a los ahora detenidos para que los perros no les atacasen. Varias de las denuncias contra ellos son por agresiones de los animales.

El vecindario se quejaba de los ruidos, malos olores y de que los denunciados montaban en el  patio una piscina hinchable que rellenaban con agua de la comunidad.

Ismael tiene ya fijados juicios de faltas para el 21 de junio y 3 de julio por incidentes con los vecinos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios