Narcotráfico Piden 9 años de cárcel por un “vuelco” de droga entre traficantes

  • El “señuelo” que les permitió entrar en la vivienda se enfrenta a cuatro años y medio

Droga incautada en un punto de venta domiciliario

Droga incautada en un punto de venta domiciliario

La Fiscalía de Sevilla ha pedido 9 años de cárcel para tres hombres que entraron en una vivienda, golpearon a su dueño y robaron dinero y un móvil, aunque se sospecha que su intención era llevarse una cantidad desconocida de hachís, de la que se ignora si realmente existía y si fue robada.

Ocurrió sobre las 22:40 horas del 18 de noviembre de 2020 en un piso de Sevilla Este, donde se hallaba Alvaro C.R. en su habitación con el acusado y supuesto “señuelo” José Miguel A.L. y, en el salón, su madre con otras tres mujeres.

Cuando el visitante se disponía a abandonar la vivienda, abrió la puerta de entrada y los otros tres acusados, que esperaban escondidos en el rellano, propinaron un fuerte empujón a la puerta y accedieron a la habitación de Álvaro. 

Según el escrito de acusación, al que tuvo acceso este periódico, los procesados Juan Carlos M.L. y Manuel Raúl R.A. golpearon a Álvaro en reiteradas ocasiones con una porra y registraron la habitación, mientras un cuarto acusado, José David M.C., que también llevaba una porra, impedía entrar a la madre que intentaba acudir en auxilio de su hijo mientras rogaba a los asaltantes que “se llevaran lo que quisieran pero que se fueran”.

Los acusados se apoderaron de un móvil tasado en 85 euros y varias monedas que había encima de un escritorio, mientras que Álvaro sufrió erosiones en la escápula y espalda y dos heridas en la frente y en el cuero cabelludo de las que tardó en curar 8 días y que le han dejado un  perjuicio estético por las cicatrices, por lo que será indemnizado en 350 euros por las lesiones y en la cantidad que se determine más adelante por las secuelas, a la vista del informe del forense.

¿Es la mascarilla obligatoria una agravante de disfraz?

La Fiscalía solicita para los tres presuntos ladrones 5 años de cárcel por un delito de robo violento en casa habitada y 4 años por las lesiones, al aplicarles la agravante de disfraz porque todos “llevaban puesta una mascarilla con la finalidad de dificultar su reconocimiento”, y uno de ellos además un gorro de lluvia y gafas de sol.

La aplicación de esta agravante es objeto de debate desde que el Tribunal Supremo matizó en una sentencia reciente los requisitos y fechas que deben darse para aplicar la agravante de disfraz al uso de mascarilla durante el tiempo en que fue obligatoria (en noviembre de 2020 lo era). 

El “señuelo”, que no llevaba mascarilla y por lo tanto no le aplican esa agravante, se enfrenta a 3 años de prisión por el delito de robo y un año y medio por el de lesiones en el juicio que se celebrará en breve en la Audiencia de Sevilla.

Según la acusación, este joven “conscientemente facilitó la entrada en el edificio y en la vivienda a los otros acusados” y mientras sucedía los hechos permaneció en todo momento en el hall de la vivienda. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios