Especies amenazadas

Juicio por maltrato contra el dueño del zorro ártico encontrado en Sevilla

  • El zorro será trasladado a un parque francés de animales debido al clima de Sevilla

  • El animal había sufrido “abandono prolongado en el tiempo” y posiblemente fue también atropellado

El zorro ártico, tal como fue encontrado por la Policía Local El zorro ártico, tal como fue encontrado por la Policía Local

El zorro ártico, tal como fue encontrado por la Policía Local

La Fiscalía de Medio Ambiente ha presentado una querella por maltrato animal y falsedad documental contra el dueño y el vendedor de un zorro ártico que fue encontrado por la Policía Local de Sevilla cuando deambulaba por la calle en la zona de Ciudad Jardín, del barrio de Nervión.

En la querella, a la que tuvo acceso este periódico, la Fiscalía acusa a un vecino de Murcia, I.Q.Z., que en junio de 2019 vendió el zorro ártico al sevillano  J.C.R., aficionado a los animales exóticos.

El animal llegó a Sevilla a través de una empresa de mensajería, acompañado de un certificado veterinario oficial de Murcia en el que la facultativa certificaba la variedad de animal de que se trataba, su chip identificativo y su buen estado de salud. El comprador sevillano, de acuerdo con lo que le indicó el vendedor, procedió a modificar el certificado oficial y poner en él su nombre.

El zorro ártico (vulpes lagopus) estuvo viviendo con J.C.R. hasta que fue hallado el 16 de noviembre de 2019 por la Policía Local en mal estado físico, con “debilidad y cojera de ambas extremidades posteriores, notable delgadez, lagrimeo y hundimiento del ojo derecho”.

La cojera y hundimiento del ojo pudieran ser compatibles con un atropello dado que el dueño alegó que el zorro se había escapado de su domicilio el día anterior, pero “la extrema debilidad era debida a su estado de abandono prolongado en el tiempo”.

Precisa la Fiscalía que en la actualidad el ejemplar se encuentra en buen estado y ubicado temporalmente en la sede de una protectora de animales, pero dada la inexistencia de instalaciones adecuadas para este ejemplar ártico en Sevilla, pide al juez que autorice su traslado a la localidad francesa de Villiers en Bois, donde existe un parque de animales en semilibertad donde viven 800 ejemplares.

El fiscal imputa a los dos denunciados un delito de falsificación de certificados y al sevillano además un delito de maltrato animal del artículo 337 bis, penado con multa de uno a seis meses.

Dado que con la última modificación del Código Penal los hechos son presuntamente constitutivos de dos delitos leves, la Fiscalía de Medio Ambiente dice que procede convocar juicio rápido sin práctica previa de diligencias, lo que ocurrirá cuando concluya la alarma por coronavirus. En el juicio declarará por videoconferencia la veterinaria que examinó al animal en Murcia y los acusados podrían ser condenados a pagar los gastos ocasionados para la curación y mantenimiento del animal.

El denunciado, según informó entonces la Policía,  es un joven sevillano aficionado a animales exóticos que entre otras especies posee serpientes de grandes dimensiones.

El zorro ártico, de espeso pelo blanco, es típico del hemisferio norte y es una especie amenazada en varios países nórdicos aunque “de preocupación menor” en la lista roja de especies amenazadas de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, precisa el fiscal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios