Amparo Camacho, fiscal jefe de Dos Hermanas

“No se deben legalizar las drogas. Están detrás del maltrato, la violencia, el bullying y los accidentes”

  • “La violencia es un problema global que se proyecta sobre los más débiles”

  • "Legalizar las drogas significa garantizar su clientela a los narcotraficantes"

María Amparo Camacho, en su despacho de la Fiscalía de Dos Hermanas María Amparo Camacho, en su despacho de la Fiscalía de Dos Hermanas

María Amparo Camacho, en su despacho de la Fiscalía de Dos Hermanas

María Amparo Camacho Rubio tomó posesión el 23 de septiembre como fiscal jefe de Dos Hermanas, Fiscalía que abarca una cuarta parte del territorio de la provincia de Sevilla, un tercio de su población y tiene  competencia sobre 17 juzgados de cuatro municipios (Alcalá de Guadaira, Dos Hermanas, Lebrija y Utrera). Como fiscal especializada en narcotráfico, en esta entrevista se pronuncia contra la legalización de las drogas y explica sus objetivos de proteger a los más débiles y cambiar la organización del trabajo para facilitar la conciliación familiar.

— ¿Qué cambios ha llevado a cabo en esta Fiscalía de Área?

He introducido cambios organizativos para favorecer el teletrabajo y la conciliación familiar, se va a reforzar el apoyo a las víctimas de especial protección (mayores, discapacitados y menores) y he asignado dos fiscales en lugar de uno a Violencia contra la Mujer.

—¿Como va a enfocar los casos de Violencia de Género?

Quiero que se haga un seguimiento especial y un control efectivo de esas causas, de las medidas de protección y detectar si la víctima sufre un maltrato habitual. También es necesaria una mayor presencia del Servicio de Atención a la Víctima (SAVA) en los juzgados de nuestros partidos judiciales. 

En violencia de género, la Justicia debe ser la última opción, el conflicto se debe resolver antes. No es necesario un combate jurídico sino educativo y de prevención por parte de los Servicios Sociales.

—¿Se consigue?

Los casos no aumentan pero el problema de fondo sigue siendo cultural y social más que jurídico. El machismo tiene un aspecto cultural porque hay hombres que quieren imponer su voluntad pero también hay mujeres que se acomodan.

— ¿Por qué tantas mujeres retiran la acusación contra su maltratador?

Porque no tienen dónde ir o por comodidad pensando que “ya cambiará”.  Me da miedo por ellas, porque quedan en manos de psicópatas.

“El mundo tiene un problema de violencia que debe solucionar”

— ¿Y las demás formas de violencia intrafamiliar?

Me preocupan las víctimas desamparadas y la protección de los más débiles, por eso se ha creado la figura del fiscal de enlace para víctimas de especial protección. También veo preocupante la violencia de los jóvenes hacia sus padres, ahora incluso en las familias gitanas los jóvenes están perdiendo el tradicional respeto a sus mayores. Si no respetan a sus abuelos, ¿cómo van a respetar a su pareja?. 

Dentro de la familia, la violencia se proyecta sobre los más débiles: las mujeres y los menores.

Fenómenos como el machismo se me quedan cortos, creo que hay algo más, es un ambiente de violencia cultural que pasa en el mundo entero, fruto de una sociedad que ha tenido de todo y gratis. Tenemos un problema de violencia que debemos solucionar. Mucha gente piensa que tiene derecho a todo y sin límite. Ahora nos daremos el batacazo de realidad.

“Dos Hermanas no es más peligrosa que otras ciudades”

—Dos Hermanas ha sido escenario en los últimos años de crímenes que han conmocionado a la sociedad. ¿Es una ciudad más peligrosa que otras?

Yo no lo veo así, aunque tiene los problemas lógicos de estar junto a una gran capital y en la ruta de la droga que entra por Cádiz.

— ¿Es partidaria de endurecer algún tipo de condenas?

Creo que están poco penalizados los delitos contra la vida, las lesiones y las violaciones. Por ejemplo, una condena por maltrato habitual son tres años de cárcel, los mismos que para un robo con fuerza en las cosas.

— Como fiscal encargada durante 12 años de los casos de narcotráfico, ¿es partidaria de legalizar ciertas drogas?

En absoluto. Por mucho que los padres eduquen a sus hijos, no sirve de nada si los jóvenes caen en la droga. Las drogas están detrás de muchos actos de violencia, de acoso escolar y de accidentes de tráfico. Hay mucho desconocimiento, la gente que aboga por legalizar el hachís no sabe que es la droga más alucinógena que existe. Y para los narcotraficantes significaría garantizarles la clientela.

"Debe primar la presunción de capacidad"

— ¿Qué cambios va a introducir en la protección de la discapacidad?

En materia de discapacidad quiero que prime la presunción de capacidad. Es igual que el principio penal de que una persona es inocente mientras no se demuestre su culpabilidad. Si en estos procesos el fiscal pide la incapacitación, ¿quién defiende su capacidad?. Solo cuando se demuestre que no lo es, el fiscal apoyará la incapacitación pero continuará velando para que sus derechos queden salvaguardados.

— ¿Como ha enfocado los cambios internos en el trabajo de la Fiscalía?

En la Fiscalía de Dos Hermanas trabajan 18 fiscales y 13 funcionarios, su dimensión supera la de algunas capitales de provincia. La mayoría de los fiscales son jóvenes y tienen hijos pequeños. Hemos cambiado la asignación de trabajo por días y no por semanas para facilitar la conciliación familiar porque es más fácil sustituir a una persona un solo día que una semana entera.

Voy a fomentar al máximo el teletrabajo por parte de los funcionarios. Con el COVID, tres de los trece funcionarios están teletrabajando pero ya lo han pedido ocho.

Nuestra dotación de funcionarios es claramente insuficiente y lo deseable sería que cada fiscal tuviera asignado un funcionario si se quieren implantar la digitalización y la Oficina Fiscal.

—¿Es posible teletrabajar en la Fiscalía?

Uno de los retos de la Fiscalía es adaptarse a la nueva era de la digitalización, como se ha demostrado en el reciente confinamiento.  Pero queda mucho por hacer, por ejemplo los fiscales aún no pueden acceder telemáticamente a las causas declaradas secretas por el juez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios