La Catenaria

La Junta estudiará el cambio legal que reclaman los taxistas

  • El presidente Juanma Moreno (PP) anuncia que se ha encargado un informe técnico que analice cómo hacerlo, el impacto que tendrá y las dificultades

  • La Federación de taxistas pide el cambio legal para cobrar un precio cerrado, como hacen Uber y Cabify, y ofrecer servicios de taxi compartido similar al modelo Blablacar

Juanma Moreno y Juan Espadas en la reunión que mantuvieron este viernes. Juanma Moreno y Juan Espadas en la reunión que mantuvieron este viernes.

Juanma Moreno y Juan Espadas en la reunión que mantuvieron este viernes. / Jose Ángel García (Sevilla)

El nuevo presidente de la Junta, Juanma Moreno (PP), aseguró ayer que la administración andaluza está abierta a un cambio normativo para atender las reivindicaciones del taxi y que para ello un informe técnico especificará cómo cambiar la ley, qué impacto tendría y “qué dificultades añade”.

Moreno apuesta por que coexistan el taxi y los VTC, por lo que su Ejecutivo buscará fórmulas posibles para hacerlo posible y añadió que ambas partes deben dejar atrás algunas de sus reivindicaciones.

Tras reunirse con el alcalde de Sevilla Juan Espadas, el presidente Juanma Moreno dijo este viernes que están abiertos a un cambio normativo para atender lo que pide el sector del taxi y que el objetivo es que puedan "convivir, coexistir y progresar" los sectores del taxi y de los VTC.

"Probablemente ambos sectores tengan que dejar atrás algunas reivindicaciones para buscar puntos de encuentro", añadió Moreno, quien recordó que la obligación de la Administración es poner el interés general por encima de cualquier litigio.

Moreno agradeció la actitud "muy responsable, seria y positiva" con la intención de llegar a un acuerdo "razonable" que mantuvieron las asociaciones del taxi en su reunión con la consejera de Fomento, Marifrán Carazo.

El presidente de la Junta anunció que dentro de dos semanas habrá otra reunión de carácter técnico, donde se intentarán buscar fórmulas "viables".

Las demandas de los taxistas andaluces

La Federación Andaluza de Autónomos del Taxi (FAAT) ha pedido a la Junta, en su reunión celebrada esta semana, un cambio normativo que permita ofrecer un precio cerrado que el cliente pueda pagar a través de una aplicación móvil antes de montarse en el taxi y ofrecer la posibilidad de compartir taxi para ir a un mismo destino, en línea con el modelo de Blablacar: usuarios que no se conocen y quieren ir a un mismo destino para reducir el precio del servicio.

Miguel Ruano, presidente de la Federación Andaluza de Autónomos del Taxi (Faat). Miguel Ruano, presidente de la Federación Andaluza de Autónomos del Taxi (Faat).

Miguel Ruano, presidente de la Federación Andaluza de Autónomos del Taxi (Faat). / Jordi Vidal (Córdoba)

Esta opción de compartir taxi permitiría al cliente que el trayecto le salga más económico, a pagar entre varios. Por ejemplo, si varios usuarios quieren ir al aeropuerto de Sevilla, cuya tarifa fija cuesta entre 22,20 euros y 30,93 euros, según sea laborable o Feria y Semana Santa, el viaje saldría a repartir entre el número de personas que vayan en el taxi. La federación recalca que esta propuesta se refiere solo al servicio de taxi compartido.

La segunda propuesta destacada que la federación puso sobre la mesa en la reunión con la Junta se refiere al servicio más demandado por los clientes: ofrecer un precio cerrado y pagarlo a través de una aplicación móvil antes de montarse en el taxi. Según el presidente de la Faat, Miguel Ruano, el taxi dispone de varias aplicaciones móviles que lo permiten, y sólo faltaría que la Junta incluyera en esa app los precios del taxi para cada municipio mediante una aplicación que debe diseñar la administración.

“Hoy en día la aplicación Pide Taxi permite ofrecer al cliente un precio aproximado de la carrera que contrata a través del móvil, pero hasta ahí llega, porque no permite pagar el viaje con antelación. Por eso necesitamos que la Junta lo autorice y diseñe una aplicación con las tarifas que tiene que cobrar cada municipio”, explica el dirigente de la federación. La gran diferencia con Uber y Cabify es que este precio cerrado no variará en función de la demanda de usuarios que tenga ese día a esa hora el taxi. 

Ruano recalca que para ambas propuestas se necesita, y así se ha pedido, que la Consejería de Fomento de la Junta modifique por vía de urgencia la actual legislación, esto es, la Ley 2/2003, de 12 de mayo, de Ordenación de los Transportes Urbanos y Metropolitanos de Viajeros en Andalucía.

El sector celebró este jueves la primera reunión con la nueva Consejería de Fomento e Infraestructuras para lograr un entendimiento en la guerra taxis-VTC (vehículos de alquiler con conductor). Hará nueva reunión en el plazo máximo de 15 días.

“Tufo político”

La Federación andaluza apoya la propuesta que ha lanzado esta semana el Ayuntamiento de Sevilla de Juan Espadas (PSOE) al Gobierno de la Junta de JuanmaMoreno (PP) para que el plazo mínimo para precontratar los servicios de Uber y Cabify en Sevilla sea de media hora.

Sin embargo, la Faat se pregunta “por qué el Ayuntamiento ha esperado al cambio de Gobierno en la Junta para hacer esa propuesta” cuando habría sido más eficaz plantearlo cuando el PSOE gobernaba en las dos administraciones. “Qué casualidad que lo diga ahora. Hubiéramos agradecido igual o más que esa propuesta se hiciera cuando el PSOE gobernaba en la Junta y en el Ayuntamiento. Esto tiene un tufo político muy grande. Están jugando con los taxistas”, se queja.  

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios