La Catenaria

Primeros pasos para la Sevilla capital verde europea en 2023

  • Los ciudadanos que integran la Red Sevilla por el Clima son los que están promoviendo las estrategias que pueden hacer de la capital sevillana una ciudad habitable y sostenible

La ribera del río en el barrio de San Jerónimo. La ribera del río en el barrio de San Jerónimo.

La ribera del río en el barrio de San Jerónimo. / Juan Carlos Muñoz (Sevilla)

Los ciudadanos, a través de activas asociaciones cívicas como la Red Sevilla por el Clima que preside la científica y activista Reyes Tirado, están liderando desde esta semana el sueño de convertir a Sevilla en Capital Verde Europea en el año 2023, en vista de que el Ayuntamiento no está liderando este proceso. En Madrid la alcaldesa Manuela Carmela se está implicando para hacer más habitable la capital y vaya si se notan los avances.

¿Y cómo sería esa Sevilla verde de los próximos cuatro años para la que se necesita que trabajen todos a una instituciones públicas, privadas y civiles? Para mitigar la isla de calor que padecemos y los efectos del cambio climático, la Red Sevilla por el Clima propone en su plan algo esencial: una ciudad con sombra verde y aire limpio para pasearla, y que sea un lugar sostenible cuya economía local esté impulsada por la energía solar.

El primer objetivo es revegetar la ciudad, así como las riberas urbanas del Guadalquivir, Guadaíra y arroyo Tamarguillo. El plan contempla 50.000 árboles nuevos en las calles (frente a los 10.000 que anuncia Espadas) en cuyo cuidado se implique a los vecinos y establecimientos, que podrían adoptar la mitad de los alcorques. Y una red de huertos y de agricultura ecológica.

"Sevilla no está liderando nada contra el cambio climático, y las políticas por el clima que aplica son aún muy insuficientes, pese a que en el sur del Mediterráneo es donde vamos a tener más calor y menos agua”.

El segundo es la movilidad sostenible: lograr que los desplazamientos interiores y con la corona metropolitana sean en medios no motorizados y eléctricos, a pie, en bici y en transporte público. El reto es que el uso de vehículos a motor (coche y moto) quede reducido al 15% (frente al 40% actual) para los desplazamientos en el interior del municipio y que se limite al 55% (frente al 70% actual) en desplazamientos entre municipio y corona.

Estos transportes públicos serían el Bus de Tránsito Rápido –con carriles exclusivos, prioridad en semáforos, alta velocidad y alta frecuencia de paso– que conecten con lanzaderas y líneas exprés con el Aljarafe y otras zonas metropolitanas, mejorar el Cercanías existente, poner en servicio el tranvía Sevilla-Alcalá y facilitar el acceso a las estaciones de transporte público.

Para fomentar la movilidad peatonal, el reto es que casi la mitad (45%) de los desplazamientos dentro de la ciudad se realicen a pie (frente al 35% actual). Para aumentar la movilidad en bici, lograr un 10% de desplazamientos en bici dentro de Sevilla (frente al 5% actual) y aumentar también los que se dan entre el municipio y la corona.

Energías renovables en casa 

El tercer objetivo, que la energía de la ciudad sea renovable: que el 60% de la energía que usamos en las casas y en las industrias sea solar y autogenerada. Y que el Ayuntamiento dé ejemplo y use energías renovables en todos sus edificios, instalaciones y transportes municipales en 2023.

El cuarto objetivo es que los colegios sean un ejemplo también en la educación por el clima. Que la mitad de los colegios cuenten con patios y edificios bioclimáticos, y que todos los escolares de la ciudad puedan ir al colegio por caminos seguros a pie o en bici de aquí a 2023.

El quinto objetivo, que los ciudadanos tengan voz y voto en las políticas de medio ambiente urbano, a través de un consejo de participación ciudadana real.

Obras nuevas que cumplan criterios bioclimáticos

Y el sexto, que el urbanismo de Sevilla sea sostenible. Que todas las obras nuevas que se hagan en Sevilla deben cumplir estrictos criterios bioclimáticos y de eficiencia energética, y que la mitad de los edificios que ya existen se adapten con este fin para reducir al mínimo el calentamiento por el sol.

Hay que actuar ya para mitigar el cambio climático, sobre todo porque estamos en el Sur de España junto al Mediterráneo, la zona en la que más van a subir las temperaturas.

Reyes Tirado denunció a principios de este año, tras volver de la cumbre del cambio climático en Katowice, que “Sevilla no está liderando nada contra el cambio climático, y las políticas por el clima que aplica son aún muy insuficientes, pese a que en la zona donde habitamos los impactos del clima van a ser más dramáticos que en otras. En el sur del Mediterráneo es donde vamos a tener más calor y menos agua”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios