La Catenaria

¿Debe cambiar la ordenanza de patinetes de Sevilla?

  • La nueva instrucción de la DGT sobre estos vehículos ha sido bien recibida, pero la asociación de usuarios Ampes y Ciudadanos reclaman que se reforme la ordenanza municipal para adaptarla a los nuevos criterios estatales

  • En la norma local hay limitaciones a los patinetes en peso, en potencia y en velocidad que no figuran en la instrucción estatal

Los patinetes eléctricos han proliferado en las ciudades. Los patinetes eléctricos han proliferado en las ciudades.

Los patinetes eléctricos han proliferado en las ciudades. / Juan Carlos Muñoz (Sevilla)

La nueva instrucción aprobada esta semana por la Dirección General de tráfico (DGT) sobre los patinetes eléctricos, a la espera de que prospere la regulación definitiva, ha recibido los elogios de la entidad ciclista A Contramano por excluir a los patinetes con sillín (sin sistema de auto-equilibrio) de la consideración de vehículos de movilidad personal (VMP) –se ratifica así que son ciclomotores– y de la asociación Ampes de usuarios de patinetes y otros vehículos de este tipo en Sevilla por aclarar que es y no es un vehículo de movilidad personal y señalar como única limitación para estos que no superen los 25 kilómetros por hora de velocidad.

“Esta instrucción abre la puerta a que todas las normativas españolas puedan ser revisadas y actualizadas. Esperamos que el Ayuntamiento de Sevilla adapte la norma nacional antes de que sigamos haciendo el ridículo”

La polémica surgida en Sevilla se debe a que estos criterios de la DGT son menos restrictivos que la ordenanza sevillana sobre patinetes que entró en vigor a primeros de noviembre. Por eso la asociación de usuarios Ampes, que preside Andrés Nadal, y el grupo municipal de Ciudadanos, que dirige Álvaro Pimentel, han pedido reformas en la norma municipal para adaptarla a la DGT.

Ampes señala que en la norma local hay limitaciones a los patinetes en peso, en potencia y en velocidad que no figuran en la instrucción estatal, lo obliga al Ayuntamiento a revisar la ordenanza. “Esta instrucción abre la puerta a que todas las normativas españolas puedan ser revisadas y actualizadas. Esperamos que el Ayuntamiento de Sevilla se abra a colaborar en la adaptación a la norma nacional antes de que sigamos haciendo el ridículo”.

El área de Movilidad ha respondido a estas quejas que cada ciudad puede regular lo que estime y que habrá que esperar a que la DGT saque la norma definitiva

El área de Movilidad ha respondido a estas quejas que cada ciudad puede regular lo que estime y que habrá que esperar a que la DGT saque la norma definitiva.

“La normativa de Sevilla establece unas medidas, pesos y potencias que difícilmente pueden cumplirse, que van contra el mercado y contra cualquier tipo de evolución tecnológica”, critica Ampes.

En la ordenanza municipal el peso se regula así: monociclos eléctricos, hoverboard y patinetes no pueden sobrepasar los 15 kilos, y los segways tener menos de 30 kilos. En potencia, los patinetes deben tener un máximo de 250 vatios, los monociclos un máximo de 500 w, 2 x 350 w los hoverboard y menos de 1.000 w los segways. En velocidad, por el carril bici no pueden superar los 15 kilómetros por hora. Ni los 10 kilómetros por hora si van por itinerarios ciclistas compartidos con el peatón. Y sólo por calles declaradas como zonas 20 y 30 pueden circular a un máximo de 25 kilómetros por hora.

"Reclamamos que las limitaciones se establezcan con los mismos criterios sensatos que en el resto de ciudades de España”, concluye Ampes

La entidad señala que esas limitaciones técnicas hacen de la ordenanza sevillana “la más restrictiva de Europa” y la califica de “arbitraria, irresponsable, injusta y peligrosa”. Si la DGT se ajusta a la norma europea, Sevilla debería ajustarse a la norma española, señala la entidad, pero “utiliza la norma europea de forma interesada aplicando solo los apartados que van en contra de los Vmp e inventando limitaciones de potencia por similitud con las bicicletas eléctricas”, protesta la asociación.

Para Ampes la categorización en hoverboards, monociclos, segways y patinetes que hace la norma local es “poco acertada”. “La velocidad no es un problema para nosotros. Lo es la seguridad. Por eso reclamamos que las limitaciones se establezcan con los mismos criterios sensatos que en el resto de ciudades de España”, concluye Ampes.

Al Consistorio también le queda regular aparcamientos para los patinetes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios