La Catenaria

La ilegalidad de los patinetes eléctricos de alquiler en Sevilla

  • El Ayuntamiento fijará el número de patinetes que debe tener la ciudad y las empresas que operen deben superar un procedimiento público

  • En ese estudio se fijarán los aparcamientos para las empresas pero, de momento, ninguno para los particulares  

Patinetes de alquiler de la empresa Lime en el centro de la ciudad Patinetes de alquiler de la empresa Lime en el centro de la ciudad

Patinetes de alquiler de la empresa Lime en el centro de la ciudad / Jose Ángel García (Sevilla)

El Ayuntamiento de Sevilla confirma que los patinetes eléctricos de alquiler de las compañías Bird y Lime que operan en las calles de Sevilla, algunos desde el verano, carecen de autorización municipal para desarrollar esta actividad económica en la vía pública.

La cifra de patinetes que se autoriza se fijará en un estudio que está ultimando la Gerencia de Urbanismo y “se espera que esté listo en unas semanas”

Esta situación se mantiene desde el verano y no ha cambiado con la entrada en vigor este mes de la ordenanza que regula la circulación de patinetes y otros vehículos de movilidad personal. Incluso ha empeorado puesto que los vehículos de estas empresas sobrepasan la potencia autorizada por la nueva ordenanza. Así pues, ambas empresas están en situación de ilegalidad en la capital andaluza y su actividad puede prohibirse. Adigital, la entidad que los agrupa, no quiso opinar este viernes sobre este punto.

La solución a esta ilegalidad puede estar próxima. Dependerá de un procedimiento público que va a convocar el Ayuntamiento y al que deben concurrir las empresas interesadas en alquilar este tipo de vehículos en Sevilla. Ninguna otra empresa podrá operar para alquilar patinetes en la vía pública hasta que se resuelva este procedimiento público al ser “un negocio en espacios públicos que debe estar sujeto a regulación”.

Patinetes de Bird junto al edificio central de la Universidad. Patinetes de Bird junto al edificio central de la Universidad.

Patinetes de Bird junto al edificio central de la Universidad. / Jose Ángel García (Sevilla)

Según los datos aportados a este periódico por las delegaciones de Movilidad y Urbanismo, el primer paso del Ayuntamiento va a ser fijar un número máximo de patinetes eléctricos que puede haber en la ciudad. El segundo paso es concretar esa cifra en un estudio que está ultimando la Gerencia de Urbanismo y “se espera que esté listo en unas semanas”. Y el tercero es distribuir ese número máximo de patinetes entre las empresas que se presenten al procedimiento público y cumplan los requisitos que se establezcan.

¿Y qué pasa con los aparcamientos que se iban a autorizar en la calle para estas empresas de alquiler?

Los particulares no tendrán zonas para aparcar en la calle pese a que la asociación de usuarios (Ampes), con 550 socios, lo viene demandando

Movilidad y Urbanismo aclaran que en ese estudio que se está elaborando habrá un listado de puntos de aparcamiento para los patinetes siguiendo como criterios básicos que se trate de zonas habilitadas junto a aparcamientos de motos, aparcamientos de bicis o aparcamientos de coches.

Los particulares no tendrán zonas para aparcar en la calle pese a que la asociación de usuarios (Ampes), con 550 socios, lo viene demandando. El Ayuntamiento argumenta que “no hay una demanda real de aparcamiento para particulares. No es como las bicis”. Y añade que “si la hubiera se estudiaría en esas zonas”. La asociación ciclista A contramano ha propuesto al Ayuntamiento que señalice los aparcamientos de motocicletas como aparcamientos habilitados también para patinetes eléctricos y VMPs, y habilite otras zonas de la ciudad.

La asociación Ampes critica que el Ayuntamiento insista en prohibir la circulación de los vehículos que sobrepasan los 250 vatios de potencia cuando la mayor parte de los nuevos vehículos que se fabrican superan esta cifra. Movilidad también niega esta afirmación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios