Sevilla

Los patinetes eléctricos de alquiler empiezan a funcionar en Sevilla

  • La compañía Lime se convierte en la primera empresa de patinetes de uso compartido en operar en la capital andaluza

  • Por ahora sólo lo hará con trayectos cerrados entre aparcamientos y no se pueden aparcar en la calle

El director general de Lime en España y Portugal, Álvaro Salvat, con los patinetes de su empresa. El director general de Lime en España y Portugal, Álvaro Salvat, con los patinetes de su empresa.

El director general de Lime en España y Portugal, Álvaro Salvat, con los patinetes de su empresa. / Belén Vargas

Comentarios 5

Los patinetes eléctricos de uso compartido han empezado este viernes a funcionar en Sevilla. Ha sido la compañía Lime la primera en abrir este mercado en la capital andaluza, donde varias empresas se habían interesado por la puesta en marcha de sus servicios pero estaban a la espera de que el Ayuntamiento establezca una regulación del sector.

Lime se ha adelantado con un proyecto que de momento echa a andar de forma experimental y que se basa en el uso de aparcamientos privados para poder dejar el patinete. Es decir, los vehículos no se pueden soltar en cualquier acera o punto de la ciudad, sino que el usuario ha de desplazarse desde alguno de los aparcamientos hasta otro.

Por el momento, la compañía ha llegado a acuerdos con una serie de establecimientos y propietarios de edificios para establecer aproximadamente una docena de aparcamientos en el centro de la ciudad. Así lo ha indicado a este periódico el director general de Lime para España y Portugal, Álvaro Salvat, en una entrevista concedida a este periódico.

El proyecto echa a andar todavía con pocos patinetes y la empresa está a la espera de ver cómo va evolucionando para ampliar su flota. Para utilizar los servicios de Lime, basta con descargarse la aplicación de telefonía móvil de la compañía, registrarse, dejar un medio de pago y buscar en el mapa de la ciudad alguno de los patinetes disponibles. El servicio tiene un coste de un euro por desbloqueo del patinete y de 0,17 euros por minuto. 

Una vez terminado el trayecto, el usuario ha de dejar el patinete en cualquiera de los puntos privados de aparcamiento habilitados por la empresa. Sevilla se convierte así en la segunda ciudad andaluza en contar con estos patinetes, después de Málaga.

"Sevilla cuenta con una infraestructura maravillosa para ir en patinete. Tiene la mayor red de carriles bici de España y es inevitable que la movilidad eléctrica se implante aquí. Es evidente que el vehículo más ineficiente es el coche, que en un 70% de los trayectos va con una sola persona y el 30% del tiempo se lo pasa el conductor buscando aparcamiento. En un sitio para aparcar un coche caben 15 patinetes", ha expuesto Álvaro Salvat.

Sobre el manejo del vehículo, el director general de Lime ha asegurado que es "muy sencillo e intuitivo", más fácil de conducir que una bicicleta o un ciclomotor. "En apenas 30 segundos se familiariza uno con el patinete. Es, además, una forma divertida de desplazarse", ha concluido el directivo de la firma, que está implantada ya en casi 200 ciudades de todo el mundo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios