Crisis del coronavirus

El tráfico de las vías de acceso a Sevilla baja a niveles de 2016

  • Las carreteras que han perdido más intensidad de circulación por la pandemia del coronavirus son la A-4 (Madrid), la A-376 (Utrera) y las del Aljarafe A-8058 (Coria) y A-8057 (San Juan-Mairena)

La A-4 es una de las carreteras de acceso a Sevilla que más intensidad media de tráfico ha perdido. La A-4 es una de las carreteras de acceso a Sevilla que más intensidad media de tráfico ha perdido.

La A-4 es una de las carreteras de acceso a Sevilla que más intensidad media de tráfico ha perdido. / Juan Carlos Vázquez

La crisis del coronavirus rebajó el tráfico y la contaminación en las ciudades a niveles desconocidos en la primera ola de la pandemia debido al confinamiento general de los ciudadanos. Pues bien, las estadísticas de julio de este año, cuando ya habíamos salido del encierro y empezaron a detectarse nuevos brotes, indican que los niveles de tráfico anteriores a la pandemia no han vuelto a repetirse. Así pues, hay menos vehículos circulando.

Según los datos del Centro de Gestión del Tráfico del Suroeste, que dirige Antonio Granado, en las principales carreteras de acceso a la capital sevillana la presión circulatoria ha descendido notablemente este verano en relación a enero de 2020, cuando el coronavirus aún no era pandemia mundial, y se ha colocado en niveles de 2016. En algunas carreteras hay ahora incluso menos circulación que en 2016.

Las carreteras que han perdido más circulación diaria en los accesos a Sevilla son la autovía A-4 en dirección Madrid (más de 5.700 vehículos menos) y la autovía de Utrera A-376 (más de 2.600 vehículos menos). Si hablamos de vías autonómicas, la A-8058 (autovía de Coria) se ha dejado en el camino más de 5.900 vehículos y la A-8057 (San Juan-Mairena) más de 2.900.

Intensidades de circulación en vías de acceso a Sevilla Intensidades de circulación en vías de acceso a Sevilla

Intensidades de circulación en vías de acceso a Sevilla / Departamento de Infografía

Los números pueden verse en la infografía adjunta, donde se analizan las intensidades medias diarias (IMD) de los principales accesos a Sevilla en los meses de enero, abril y julio de 2016 y de 2020. En 2020 estos meses corresponden a antes de la pandemia (enero), a la primera ola de la pandemia (abril, con una acentuada caída del tráfico) y tras el confinamiento al inicio de la segunda ola (julio).

En la zona Oeste por la A-49, la autovía Sevilla-Huelva, en julio circulaban por los accesos a la capital 59.370 vehículos equiparables a los que lo hacían en la misma fecha de 2016: 59.048. Muy lejos de los 62.000 vehículos que sufría esta vía en enero de 2020 en ese mismo punto kilométrico (2+700).

Lo mismo ha sucedido en la SE-30 cerca del puente del Centenario, que registra 58.018 vehículos en julio de este año, un nivel muy similar a los 58.720 de julio de 2016. Las cifras son inferiores a los 59.118 vehículos que circulaban en enero de 2020.

En la zona Norte está una de las carreteras donde más se nota la caída circulatoria, la A-4 en dirección Madrid, con muchos menos vehículos que en verano de 2016. En julio de 2020 la intensidad media diaria era de 36.075 vehículos, muy inferior a los 41.863 de ese mismo mes de 2016. Los niveles están también lejos de los más de 43.800 vehículos que registraba el pasado enero.

Otro descenso significativo se nota en la zona Este. La A-92, la autovía a Málaga y Granada, con 42.083 vehículos en la actualidad, según datos de julio, iguala prácticamente igual a los 42.146 vehículos que registraba en 2016. De nuevo la cifra está lejos de los más de 46.400 que circulaban en enero de este año.

En la zona Este y Sur, la caída se repite en la A-376 que conecta la capital con Utrera. Este verano circulaban 41.245 vehículos, cantidad muy inferior a la intensidad media en esa misma fecha de 2016, con 43.904. Y aún más lejos de los 47.433 vehículos en enero de 2020.

En la zona Oeste hay que destacar la enorme pérdida de circulación de las carreteras A-8058 y A-8057. La primera A-8058 cuenta con una intensidad media de vehículos de 49.934, según datos de julio de 2020, mucho más baja de los 55.876 que tenía en esa misma fecha de 2016. Al inicio de 2020 esta vía registraba 56.171.

La segunda vía del Oeste, la A-8057, cuenta hoy, según el conteo de julio, con 21.797 vehículos diarios, lejos de los 24.745 que circulaban en julio de 2016. Los niveles de tráfico en enero de este año eran equivalentes a esos 24.000.

En la zona Norte, la Ruta de la Plata (A-66) tiene algo menos de culación que en verano de 2016, concretamente 15.494 vehículos frente a los 16.629 de 2016. No ha variado tanto la cifra respecto a esos más de 16.000 que había en enero de 2020.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios