Greenleaf Music cumple tres lustros En el nombre del padre

  • El sello discográfico Greenleaf Music prosigue su apuesta por el mejor jazz contemporáneo con la dirección del trompetista Dave Douglas

'Urban (e)', el nuevo álbum de Mike Fahie. 'Urban (e)', el nuevo álbum de Mike Fahie.

'Urban (e)', el nuevo álbum de Mike Fahie.

No ha sido necesario asomarse a un mercado discográfico en recesión para comprobar que los músicos de jazz ya habían decidido hace décadas regir sus destinos no solo artísticos sino también comerciales. El camino señalado en 1995 por el inabarcable John Zorn con su marca Tzadik condujo en 2005 al trompetista Dave Douglas, su compañero en el colosal cuarteto acústico Masada, a abrir brecha en una pasarela discográfica necesitada de renovados trampolines. Así, después de registrar su música en Soul Note, hatOLOGY, Winter & Winter o DIW, y apoyado en el amigo Michael Friedman de Premonition Records, el músico norteamericano optó por crear su compañía y bautizarla como Greenleaf: un nombre de lejana adscripción familiar que honraba a su padre, Damon Greenleaf Douglas, como su introductor y educador en el ámbito musical.

Desde que el sello arrancara de la mano del excelente Mountain Passages (2005) del mismo Douglas, Greenleaf Music (distribuido en España por Distrijazz) ha ejercido de plataforma de divulgación de selectos puntales del jazz contemporáneo tanto a través del formato físico como de plataforma digital o podcast. Sustentado en un equitativo modelo de negocio (50% de beneficio para músicos y sello), nombres del peso de Nicole Mitchell, Donny McCaslin, Linda May Han Oh, Rudy Royston, Greg Ward o el proyecto Kneebody han encauzado su música a través de una marca que cumple tres lustros de vida en dulce estado de forma. A lo grande. Y tres discos de gran formación simbolizan su potente apuesta en este cumpleaños.

Lanzamiento de Webber/ Morris Big Band. Lanzamiento de Webber/  Morris Big Band.

Lanzamiento de Webber/ Morris Big Band.

Las saxofonistas y flautistas canadienses Anna Webber y Angela Morris llevan cinco años liderando una big band que agrupa a destacados exponentes de la escena neoyorquina como el trompetista Adam O'Farrill. Pero hasta ahora no habían concretado discográficamente el peso del trabajo como Webber / Morris Big Band donde la primera hace gala de una mayor experiencia. En este brillante Both Are True (2020) sus composiciones transitan por un imprevisible terreno que busca ensanchar el lenguaje de la gran banda de la mano de la coalición entre sorprendentes actuaciones solistas y comprometidos arreglos a los que se suman voces y textos de la influyente poeta y activista Maya Angelou.

Por un enclave distinto discurre otro arranque de big band conducida por el también canadiense, trombonista, compositor y arreglista Mike Fahie a la cabeza de su Jazz Orchestra. Urban(e) (2020) recorre el resbaladizo cruce entre jazz y música clásica en lo que supone el enésimo intento de conectar ambas esferas. Fahie juega sus cartas aferrado a una forma más convencional que, sin embargo, esquiva el patinazo al tomar la fuente clásica como motivo melódico y adaptarla sin urgencias a la disposición armónica y rítmica del jazz. El Prélude, Op. 28 no. 20 de Chopin, Nessun Dorma de la ópera Turandot de Puccini, extractos de The Firebird de Stravinsky o Préludes de Debussy acompañan a Bartók, Tchaikovsky o al mismísimo Bach en un hermoso aunque nada rupturista álbum que salva con nota la pirueta, afianzado por fluidas intervenciones del saxofonista Chet Doxas, el pianista Randy Ingram o el propio Fahie.

'José Martí en Nueva York' de Manuel Valera 'José Martí en Nueva York' de Manuel Valera

'José Martí en Nueva York' de Manuel Valera

Otro giro. El disco de Manuel Valera expande su ya patentado proyecto New Cuban Express al tamaño Big Band y enaltece con José Martí en Nueva York (2020) la figura del prócer cubano mediante un título que interpreta el itinerario vital de Valera -Cuba y Estados Unidos- mediante una colección de propio cuño dedicada a su fallecida mujer. Al igual que en precedentes álbumes registrados por el pianista en formatos más reducidos, un surtido de pulso y poesía estimula un hilo argumental centrado en los poemas de Martí y en el libro que escribió durante su estancia en Nueva York como periodista abordando temas políticos y sociales. Influjos del exuberante vocabulario musical de su país, dinámicos arreglos y una fecunda alianza entre el solo instrumental y las voces de Camila Meza y Sofía Rei lucen en este álbum amable y vitalista.

Emi Makabe y su 'Anniversary'. Emi Makabe y su 'Anniversary'.

Emi Makabe y su 'Anniversary'.

Y para cerrar este lote de novedades, una entrega cimentada en la estructura de cuarteto. El debut en el sello -en 2015 ya había publicado Out of Time- de japonesa Emi Makabe. Anniversary (2020) celebra por un lado los diez años de su llegada a Nueva York y por otro el aniversario del enlace con el soberbio contrabajista Thomas Morgan. Junto al piano y acordeón de Vitor Gonçalves y la batería y vibráfono de Kenny Wollesen se edifica un disco personal que bebe de la improvisación jazzística y del folclore japonés. La voz de Makabe y sus intervenciones con el shamisen (un instrumento de cuerda de su país) desbordan el exotismo para cohesionarse con destreza en diez composiciones con letra y música de la autora más el añadido de textos del poeta inglés William Blake en Chimney Sweeper. Un álbum, un sello, realmente especial.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios