EMISIONES

Acusan al actual presidente de Volkswagen de ocultar información sobre ‘dieselgate’

  • La fiscalía señala que no habría informado "intencionadamente" a los inversores sobre el impacto financiero del 'dieselgate'.

Herbert Diess, presidente de Volkswagen. Herbert Diess, presidente de Volkswagen.

Herbert Diess, presidente de Volkswagen.

Fiscales alemanes han presentado cargos contra el actual y ex consejero delegado del grupo Volkswagen Herbert Diess y Martin Winterkon, respectivamente, por "manipulación del mercado de valores" en relación con el problema del software que alteraba las emisiones de algunos vehículos diésel de la corporación.

Según informó la Fiscalía de Braunschweig (Alemania), los acusados, entre los que también se encuentra el presidente del consejo de vigilancia del consorcio, Hans Dieter Pötsch, no habrían informado "intencionadamente" a los inversores sobre el impacto financiero del 'dieselgate'.

Por su parte, los abogados de Diess aseguran en un comunicado que el directivo no podía prever la consecuencias del caso sobre el mercado y que, por tanto, no pudo informar de la situación.

Además, afirman que continuará desempeñando "sin obstáculos" su papel de consejero delegado del grupo automovilístico. "Continuará defendiéndose con todos los medios legales", subrayan.

Winterkorn presentó su dimisión como máximo responsable del grupo el 23 de septiembre de 2015, dos días después de que las autoridades medioambientales estadounidenses detectaran que la compañía había falseado la información sobre sus emisiones de dióxido de carbono (CO2) en Estados Unidos.

A principios de 2017, el directivo afirmó ante las autoridades alemanas que no se enteró del "engaño" antes de que Volkswagen lo admitiera oficialmente.

No obstante, según el juez del tribunal regional de Braunschweig Christian Jaede, Winterkon conocía el fraude dos meses antes de que saliera a la luz, por lo que se le acusa de abuso de confianza.

Jaede también afirma que Winterkorn estuvo presente en una reunión de la alta dirección de la compañía para estudiar cómo tratar con los reguladores de Estados Unidos, que amenazaban con prohibir la marca Volkswagen por niveles excesivos de la contaminación. Los demandantes defienden que, a partir de ese momento, Winterkorn era consciente del fraude.

La empresa con sede en Wolfsburg (Alemania) se encuentra en pleno proceso judicial por usar un 'software' que alteraba las emisiones de algunos vehículos diésel. La acusación de los fiscales de Braunschweig forma parte de una pieza separada para juzgar a la cúpula directiva (actual y anterior) por manipular las acciones.

El grupo Volkswagen ha hecho frente a un impacto de 29.000 millones de euros entre 2015 y 2018 por el problema del software que alteraba las emisiones de algunos vehículos diésel de la corporación.

Tan solo en 2018, la multinacional alemana sufrió un impacto de 3.200 millones debido al 'dieselgate', principalmente imputable a las multas impuestas a Volkswagen (1.000 millones) y Audi (800 millones) por la Fiscalía Braunschweig y Múnich, respectivamente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios