'Los Machado vuelven a Sevilla' | Exposición El abrazo que vuelve a unir a los Machado

  • La Fundación Unicaja inaugura su nuevo centro en Sevilla con una exposición en la que se muestran cartas, borradores y otros documentos de los dos hermanos

El ministro José Guirao, el presidente de la Junta, Juanma Moreno, el presidente de la Fundación Unicaja, Braulio Medel, y el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, este jueves en la inauguración. El ministro José Guirao, el presidente de la Junta, Juanma Moreno, el presidente de la Fundación Unicaja, Braulio Medel, y el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, este jueves en la inauguración.

El ministro José Guirao, el presidente de la Junta, Juanma Moreno, el presidente de la Fundación Unicaja, Braulio Medel, y el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, este jueves en la inauguración. / Juan Carlos Muñoz

Comentarios 4

Antonio y Manuel Machado protagonizan un emotivo reencuentro en la exposición Los Machado vuelven a Sevilla, una muestra con la que la Fundación Unicaja abre su nuevo centro en la capital andaluza y en la que la entidad que preside Braulio Medel exhibe los fondos sobre los poetas, la mayor colección de manuscritos de los autores, que ha adquirido entre 2003 y 2018. La iniciativa quiere convertirse en el "espacio de referencia de la obra machadiana", tal como señaló Medel este jueves. "No se trata de recoger manuscritos y obra del pasado y exponerlas como piezas de interés arqueológico, sino de mirar hacia el futuro", advirtió.  

Cartas, borradores de poemas y textos en prosa, obras de teatro o documentos y objetos personales, como el bastón que sujetaba Antonio Machado en uno de sus retratos más emblemáticos, forman parte de una muestra que puede interpretarse, según Antonio Rodríguez Almodóvar, comisario de la cita junto con el profesor de la Universidad de Jaén Rafael Alarcón Sierra y la documentalista Carmen Molina, como una "invitación a la concordia. Estoy seguro de que si los hermanos hubiesen vuelto a verse se hubiesen abrazado, en los documentos que manejamos no hay ni una nota discordante entre ellos", asegura el escritor, para quien la exposición aporta "en estos tiempos" un "mensaje de conciliación, que tanta falta nos hace".

Rodríguez Almodóvar, uno de los comisarios, ve en esta muestra "una invitación a la concordia"

Fue la voluntad de hacer un "proyecto vivo" -entre las actividades previstas se contempla publicar las cartas del fondo o llevar a escena La Diosa Razón, una obra teatral de los hermanos que permanecía inédita hasta ahora- la que animó a los familiares de los poetas a volver a confiar en Unicaja. Lo hicieron en 2003, cuando la fundación adquirió el primer lote del legado, y el pasado año, cuando los herederos optaron por Sevilla pese a que barajaban también la Biblioteca Nacional como destino. "Si no hubiera sido por el cuidado de esta familia hoy no estaríamos aquí. Nuestro patrimonio existe porque alguien se preocupó de transmitirlo a las generaciones futuras", agradeció Medel. 

La carta que Antonio Machado mandó a su padre. La carta que Antonio Machado mandó a su padre.

La carta que Antonio Machado mandó a su padre. / Juan Carlos Muñoz

La presentación de la muestra tuvo momentos particularmente emocionantes debido a la presencia de la familia. Carmen, hija de José, el hermano de Antonio y de Manuel, reside en Chile y no pudo asistir, pero quiso estar presente a través de unas conmovedoras líneas. "Las imágenes que vienen a mi mente en relación con tío Antonio parten en Madrid en tiempos de paz y son las de un tío querendón, a quien yo adoraba por la relación entrañable que tenía con él. Al poeta lo descubriría mucho tiempo después, cuando desgraciadamente ya no estaba a mi lado", rememora la sobrina, que evoca a su pariente como "un ávido lector, tanto, que cuando la edición venía con algunas hojas sin guillotinar, las abría impacientemente con la palma de la mano, dejándolas despanzurradas".

Cartas de Leonor a su suegra o de Antonio a sus sobrinas asoman en el 'Rincón Familiar'

En la apertura del centro de la Fundación Unicaja sí estuvieron los sobrinos nietos Mercedes y Carlos de Lecea Machado y Manuel Álvarez Machado. En su conversación, la primera incide en ese amor por la cultura que caracterizaba a Antonio y alude a unas cartas que enviaba éste a las hijas de su hermano José cuando éstas ya habían sido enviadas a Rusia. "Si el plan de tus estudios te deja algún tiempo libre, creo que debes dedicarlo al repaso de lo aprendido", recomienda a la joven Eulalia en una carta que se exhibe en la muestra. "Para el dominio de la sintaxis y la ortografía española, no estaría de más que copiases algunos trozos de El Quijote, sin olvidar la puntuación". 

Preguntados por si los restos mortales de Antonio Machado debían permanecer en Collioure, los familiares confesaron que no tenían una opinión "unánime" al respecto, pero Mercedes de Lecea se mostró reacia a esta posibilidad. "Hay argumentos en los dos sentidos, y los dos son válidos. Una va evolucionando con el tiempo, y yo creo ahora que esa tumba se ha convertido en un símbolo de nuestra Historia, de nuestra memoria. Eso te hace pensar que quizás deba quedarse donde está", defiende. 

Un vasto patrimonio

Los Machado vuelven a Sevilla, que se verán en la Fundación Unicaja hasta el 24 de mayo, resume en un centenar de manuscritos, fotografías y documentos un fondo que Rodríguez Almodóvar estimó en 5.270 piezas. Las primeras salas se centran en Manuel Machado, la figura sobre la que más luz arrojan las últimas adquisiciones realizadas. "Por ejemplo, solía presumir de que dejaba hacer los poemas en su cabeza y hasta que no los terminaba allí no los pasaba al papel, y no es así. Hemos visto que escribe muchas versiones y les da muchas vueltas", sostiene Rafael Alarcón Sierra.

Antonio Rodríguez Almodóvar, Braulio Medel y Carlos de Lecea Machado. Antonio Rodríguez Almodóvar, Braulio Medel y Carlos de Lecea Machado.

Antonio Rodríguez Almodóvar, Braulio Medel y Carlos de Lecea Machado. / Juan Carlos Muñoz

"Un niño es una fiera… Y yo era niño el día / en que me hicieron la primera fotografía", se dice en un manuscrito del poema Autorretrato, que se acompaña en la exposición por esa imagen que tomaron al pequeño, joyas que comparten vitrina con una versión mecanografiada de sus versos más célebres, el Canto a Andalucía.

Una caricatura inédita de Felipe Fresno describe a Manuel como un tipo "jaranero"

Entre los muchos textos en prosa que alumbró Manuel Machado destaca El quinto no matar, un artículo que publicó en ABC en abril de 1946 y en el que mantenía que "se puede morir por una idea. No se puede matar por una idea. Idea que empieza por matar no triunfa. Nunca". Y añade unas frases que contradicen el pensamiento político que la posteridad le atribuye. "El nazismo y el fascismo... cayeron vencidos. Porque empezaron matando, drásticos y violentos". 

Una caricatura inédita de Felipe Fresno, fechada en 1926, lo retrata como un tipo "jaranero" al que rodean dos angelitos: uno que levanta una copa de manzanilla y otro que porta una guitarra. Una cédula del periódico La libertad, para el que Manuel trabajó, o el pésame de la Hispanic Society por la muerte de Antonio son otras pertenencias que se conservan del sevillano.

Antonio, entretanto, se revela como un creador minucioso en los tres borradores que se custodian de Poema de un día. Especial valor poseen también, entre las piezas reunidas, unas anotaciones que Machado hizo tras el asesinato de García Lorca o unas Canciones a Guiomar que hasta su publicación por Unicaja en 2005 no se conocían, y que para Rodríguez Almodóvar "destapan cómo era la relación entre los dos" en unos versos: "Tú me buscaste un día / yo nunca a ti, Guiomar". 

Entre las piezas inéditas que se exhiben destaca la obra de teatro 'La Diosa Razón'

Un Rincón Familiar difunde en la muestra las fotografías del clan Machado y las cartas que se cruzaron los diferentes miembros. Una misiva que Antonio dedicó a su padre, entonces instalado en Puerto Rico, un año antes de que éste muriera es el primer texto que se conoce de la vida del autor de Campos de Castilla. De  Leonor, a la que su rápida muerte convirtió en un enigma para los investigadores, se recuperan unas preciadas líneas que escribe a su suegra, Ana Ruiz, y su cuñada Eulalia en la que informa sobre su enfermedad. De un poderoso dramatismo es también el correo por el que José y Eulalia comunican a sus hijas la muerte de su amado tío Antonio.

El bastón de Antonio Machado. El bastón de Antonio Machado.

El bastón de Antonio Machado. / Juan Carlos Muñoz

Uno de los apartados más destacados de la muestra, que ocupa la segunda planta de este palacete levantado entre 1914 y 1916 por el arquitecto Francisco Hernández-Rubio, se centra en la producción teatral en la que trabajaron conjuntamente Antonio y Manuel Machado. "El teatro es el gran olvidado cuando se habla de ellos", lamenta Rodríguez Almodóvar. "Parece que es el hermano menor, pero de eso nada. Con él recurrieron a la devoción por la cultura popular que les venía del padre", analiza el escritor, que califica de "sorpresa maravillosa" la aparición de la desconocida hasta ahora La Diosa Razón. En la exposición, este inédito conversa con el borrador de La Lola se va a los puertos, el mayor éxito en la trayectoria como dramaturgos de los dos hermanos.  

La muestra, cuya inauguración coincide con el 80 aniversario de la muerte de Antonio Machado, puede visitarse desde este sábado hasta el 24 de mayo en el nuevo centro de la Fundación Unicaja (Avenida de la Palmera, 45) de lunes a viernes de 10:00 a 14:00 y de 16:00 a 20:00, y los sábados de 9:00 a 14:00.  

      

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios