Mayte Martín | Crítica Buscar la querencia

Mayte Martín celebró en Sevilla los 20 años de su disco 'Querencia'. Mayte Martín celebró en Sevilla los 20 años de su disco 'Querencia'.

Mayte Martín celebró en Sevilla los 20 años de su disco 'Querencia'. / Grupo Joly

Cuatro meses después de su última comparecencia en nuestra ciudad, la cantaora catalana vuelve a Sevilla con un formato ampliado para celebrar los 20 años de uno de sus discos emblématicos, Querencia, que deslumbró a la afición flamenca desde su fidelidad al repertorio clásico. En realidad Querencia siempre estuvo allí, alimentando, en repertorio y en puesta en escena, los recitales flamencos de Martín. Los seguidores más acérrimos de Martín no lo hemos echado nunca de menos, no necesitábamos este revival, por usar el término empleado por la cantaora en su recital de anoche. 20 años de Querencia podría titularse también Mis 45 años de amor al arte, por ejemplo. Pero cualquier excusa es buena para escuchar esta voz privilegiada, este fraseo exacto, esta naturalidad vocal. Hizo, en efecto, 4 o 5 temas de Querencia, con cambios importantes en la petenera y la seguiriya, y con la vidalita, la copla Ten cuidao y la composición propia Inténtalo encontrar con los arreglos originales. Pocas cosas han cambiado en estos 20 años: muy poco en cuanto a repertorio flamenco, nada en lo referente a puesta en escena y vestuario y tan solo los nombres en lo que se refiere a la formación: dos guitarras, con Hurtado y Domínguez sustituyendo a Montón y Caro, un violín, Cardona por Lanza, y una bailaora geométrica de orígenes granadinos, Guerrero por Maya. Y la voz, sorprendentemente intacta, lozana. Martín es una superdotada, tiene un don único. Hay un público fiel que prefiere que todo siga igual, como la propia cantaora parece preferir, y otro, entre el que me encuentro, que disfrutamos cuando pone su voz al servicio de nuevas letras y melodíaspor eso de lo que más gocé fue de la Milonga del solitario de ese gigante llamado Atahualpa Yupanqui y del repertorio de Lorca-La Argentinita que grabó Martín con las hermanas Labèque pero que nunca hemos podido disfrutar hasta ahora en directo por estas tierras. De la portentosa danza de Patricia Guerrero. De los novedosos arreglos de Hurtado. Del homenaje a la Niña de la Puebla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios