Cultura

Al anochecer vendrá la poesía

  • La Casa de los Poetas inicia mañana 'Textos nocturnos', un ciclo que nace con un espíritu distendido · El Mediterráneo y el amor, temas de un encuentro que también explora la unión de literatura y música.

La Casa de los Poetas y las Letras se despide esta semana hasta el próximo curso con Textos nocturnos, una iniciativa que quiere aprovechar las noches de junio para acercarse a la poesía desde una perspectiva más distendida. Con el jardín exterior del Casino de la Exposición como escenario, que permite ese ambiente "menos convencional" que prometen desde la organización, el proyecto cierra el primer bloque de actividades -en el que se han programado una mirada al panorama de las letras en Sevilla y una mesa redonda sobre Chaves Nogales en la Feria del Libro, además de un coloquio sobre Proust celebrada en la Academia de Buenas Letras- con el que se ha presentado a la ciudad.

Serán la almeriense afincada en Málaga Aurora Luque y el gaditano residente en Sevilla Alejandro Luque los que inicien la programación, mañana, con una velada que llevará el título de Mare Nostrum y en la que los autores "trataremos de hacer un recorrido por la poesía con el Mediterráneo como pretexto", explica Alejandro Luque. Su compañera en este acto "se encargará de la orilla norte, con griegos y latinos, que son su especialidad, y recitará desde epigramas de la Antología palatina hasta versos de la portuguesa Sophia de Mello Breyner", mientras que él prestará su voz a la orilla sur, "principalmente a creadores árabes, turcos y persas, entre los que se oirán el Cantar al vino, de Abu Nuwas, o poemas de Nazim Hikmet". Si bien sí responderán a algunas impresiones que van ligadas al imaginario colectivo sobre esta cultura -recurrirán a un repertorio "que tire de sensualidad y alevosía"- en su propósito destaca la voluntad de "romper tópicos alrededor del Mediterráneo", especialmente a esa franja meridional, "asociada a una población cerrada, integrista, de sociedades conservadoras y muy determinada por la religión. Queremos hacer ver que son culturas que nos han enseñado el camino del progreso, pero también el placer de vivir".

Textos nocturnos, que quiere dar cabida a voces y planteamientos diversos, continuará el miércoles con representantes de esa poesía acostumbrada a dialogar con otras manifestaciones artísticas, la jiennense Carmen Camacho y el sevillano Daniel Mata. Camacho, una de las voces más desinhibidas de la literatura actual, con obra recogida en más de una treintena de antologías y un nuevo libro que saldrá en septiembre, Campo de fuerza, había coincidido anteriormente con el músico Daniel Mata, habituado a la poesía en acción y también con álbum preparado para el otoño. Entre otros sitios, ambos habían participado en las Jornadas de Cultura Española de la Universidad Federal de Siberia, en Krasnoyarsk, pero ésta es la primera ocasión en la que han elaborado un recital conjunto. El arte de hacerse la dormida desplegará ese espíritu juguetón que mueve la cita. "Como calderones sin la barca, cantautor y poeta hacen de las suyas y enredan música y palabra y así, los poemas de Carmen Camacho los musicaliza Daniel Mata, y las texturas sonoras de Daniel Mata las palabriza Carmen Camacho. De ello resulta que vivir y soñar, y no dejar de vivir y no dejar de soñar, y dejar vivir y dejar soñar son algunos de los argumentos posibles de esta obra", explican sobre una actividad concebida "con poesía y con música, con un ojo abierto y otro cerrao". El arte de hacerse la dormida es "una forma estupenda de burlar a la muerte, a los dueños y a las reglas. Una forma estupenda de columpiarnos. De columpiarnos sin red en el trapecio que cuelga entre el sueño y la vigilia, esas dos caras de la gran (in)consciencia de estar vivos".

El jueves visitará la Casa de los Poetas uno de los escritores incluidos en la célebre antología de los Nueve novísimos poetas españoles, el murciano José María Álvarez. El autor de Museo de cera, una obra que ha revisado durante siete ediciones, compartirá con los asistentes su poesía amorosa. A lo largo de una bibliografía que tiene unos cuantos títulos publicados en Renacimiento -el último de ellos fue Los obscuros leopardos de la Luna-, Álvarez se ha consolidado como uno de los poetas más prestigiosos del país. Su pasión por la literatura ha encontrado otra vía de expresión en su trabajo como traductor, en el que ha abordado textos de Kavafis, Stevenson, Eliot, Shakespeare, Jack London o Hölderlin.

Textos nocturnos. Desde este martes hasta el jueves en el jardín exterior de la Casa de los Poetas y las Letras (Casino de la Exposición), a las 22:30.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios