SUCESO Un hombre mata a dos menores en Granada

ROCÍO 2024 La entrada de la Virgen del Rocío, en directo: finaliza la procesión en la aldea

Dónde está Anne Frank | Crítica

Pedagogía animada del Holocausto

Una imagen del filme de animación de Ari Folman.

Una imagen del filme de animación de Ari Folman.

Nacida como encargo de la Anne Frank Fonds Basel, el nuevo trabajo animado del israelí (y judío) Ari Folman viene a poner una nota de creatividad didáctica en el universo confinado y la imaginación proyectada de los famosos diarios de la joven alemana Ana Frank (1929-1945), cuya historia de reclusión y ocultamiento de los nazis en la boardilla de la oficina de su padre en Amsterdam y su final trágico en los campos de exterminio forma ya parte del imaginario esencial de los horrores del siglo XX y ha nutrido ya numerosas ficciones cinematográficas y televisivas.

Folman adopta ya plenamente la animación como lenguaje expresivo sin necesidad de destapar el trasfondo documental histórico-traumático del conflicto palestino-israelí como ocurría en Vals con Bashir o de moverse entre dimensiones como en El Congreso, donde adaptaba el universo visionario de Stanislaw Lem. Su filme despliega así unas formas atractivas, estilizadas, coloridas y con cierto manierismo nostálgico (un poco a lo Sylvain Chomet) para emancipar a Kitty, creación imaginaria de Frank y destinataria de las cartas de su diario, y liberarla a la aventura de descubrimiento en un presente multicultural donde los ecos de la persecución de los judíos se reflejan de manera obvia en la situación de los refugiados que circulan por las calles de Amsterdam bajo la vigilancia y el recelo de las autoridades.

Entre idas y vueltas de un tiempo a otro, fluctuando entre desintegraciones, espacios y paisajes simbólicos, pesquisas y huidas, el filme se abre así a la pedagogía reeducadora en una época en la que la Historia se ha convertido ya en mercancía y materia para parques temáticos o museos de la memoria (fetichista), mensaje explícito de un recorrido de formas cambiantes y citas icónicas al horror nazi destinado a hacer accesible el filme a un público más juvenil que adulto.   

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios