Crítica de Teatro

El general y su extraña familia

La familia protagonista de '40 años de paz', de Pablo Remón. La familia protagonista de '40 años de paz', de Pablo Remón.

La familia protagonista de '40 años de paz', de Pablo Remón. / d. s.

A pesar de su título, no hay ninguna intención en esta pieza de contar la historia de la transición. Su estructura, obra de un brillante guionista cinematográfico como Pablo Remón, que firma también la puesta en escena, va más bien de abajo arriba, es decir, del relato de las pequeñas historias cotidianas de una familia al fresco de una época y una sociedad.

En realidad, lo que destaca en la obra es la personalidad y las relaciones entre los cuatro personajes, una madre y sus tres hijos adultos. Claro está que el padre, fallecido en la piscina de su chalé cuando celebraba el golpe de Estado de Tejero, era un general franquista, cosa no baladí para el desarrollo psicológico de los hijos (un abogado triunfador, una actriz fracasada y un poeta sin éxito, homosexual y exdrogadicto). No hay en la obra, sin embargo, ningún tipo de juicio sobre ellos ni moraleja alguna. Sólo el placer de contar y contar sus vicisitudes, como en un largo baile, con distintas músicas, en el que se producen continuos cambios de pareja.

El arranque de la obra, gracias también a la labor de unos buenísimos actores, es realmente magnífico, si bien abre una vía -la de la fantasía o incluso la del absurdo-, potenciada por una madre fascinante (Fernanda Orazi), que luego no se desarrolla aunque al final se intente cerrar el círculo con el rebuscado atentado del hijo pequeño al Congreso.

Escrita por Remón a partir de improvisaciones de los actores, 40 años de paz se acerca, en el uso de los tiempos, a ciertas novelas contemporáneas y, sobre todo, a un tipo de cine. En la escena se echa de menos a veces un ritmo más sólido, pero el público se entrega inmediatamente a las microhistorias de estos cuatro protagonistas de la última España y al aluvión de palabras que recibe de esta joven compañía que llega a Sevilla tras un año de merecido éxito.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios