fernando benzo. secretario de Estado de Cultura

"La implicación del Estado en el Año Murillo no ha podido ser mayor"

  • Asegura que la reforma y ampliación del Arqueológico de Sevilla, paralizada hasta la fecha, "se mantiene como objetivo prioritario" de las inversiones del Estado para Sevilla esta legislatura

Fernando Benzo ayer en el Archivo de Indias, la antigua Lonja donde Murillo fundó su Academia de pintura. Fernando Benzo ayer en el Archivo de Indias, la antigua Lonja donde Murillo fundó su Academia de pintura.

Fernando Benzo ayer en el Archivo de Indias, la antigua Lonja donde Murillo fundó su Academia de pintura. / juan carlos vázquez

Comentarios 1

Fernando Benzo (Madrid, 1965) es desde noviembre de 2016 el Secretario de Estado de Cultura del Gobierno de España. Licenciado en Derecho por la Universidad Pontificia de Comillas y miembro del Cuerpo Superior de Administradores Civiles del Estado desde 1994, se ha desempeñado en la política, la empresa privada y el funcionariado con las mismas maneras elegantes y campechanas. En 2001 se le nombró Director General de Instituciones Penitenciarias y un año después ocupó el puesto, que mantuvo hasta 2007, de Director Gerente de la Fundación de Víctimas del Terrorismo. Es persona de plena confianza del ministro de Educación y portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, que confió en su perfil de gestor para relevar al escritor e intelectual José María Lassalle. Benzo había frecuentado poco Sevilla como Secretario de Cultura pero ayer a su apretada agenda no le quedaba hueco alguno. Junto al alcalde Juan Espadas presidió a mediodía la presentación de la muestra Murillo en el Archivo de Indias que, como ya anunciara este medio, reunirá del 21 de junio al 13 de enero en la antigua Lonja tres obras de juventud del artista: La resurrección del Señor, Éxtasis de San Francisco de Asís y La Magdalena.

-El apoyo del Gobierno central a la conmemoración del IV Centenario de Murillo no ha sido, hasta la fecha, tan rotundo como deseaban los sevillanos. ¿Será mayor a partir de hoy?

-La implicación del Estado con el Año Murillo no ha podido ser mayor. Lo ha sido ya propiciando que obras de arte muy importantes estuvieran en Sevilla en las muestras que acaban de clausurarse y lo está siendo también con nuestro compromiso por traer a Sevilla los cuatro lienzos de Murillo que posee la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando y cuya restauración en el Instituto de Patrimonio Cultural de España (IPCE), que tiene su sede en Madrid, hemos costeado. Se han restaurado ya tres lienzos, incluido el que cedemos para la antológica del Bellas Artes de Sevilla, San Diego de Alcalá dando de comer a los pobres. La cuarta obra, La resurrección del Señor, será restaurada en el IPCE tras el desmontaje de la exposición del Archivo de Indias en enero de 2019. Pero además, hemos contactado con el Google Cultural Institute para propiciar una gran iniciativa del Año Murillo y el Museo del Prado está volcado con este evento que, para nosotros, no es de trascendencia local sino nacional e internacional y por eso, como refleja el día de hoy, queremos formar parte. Más allá, el Año Murillo cuenta con la declaración en los Presupuestos Generales de Acontecimiento de Excepcional Interés Público, de modo que quien invierta en él se puede beneficiar fiscalmente durante los años 2018 y 2019. Y eso también es un apoyo importante del Estado.

-La reforma y ampliación del Arqueológico y el Bellas Artes de Sevilla están paralizadas pese a que eran un compromiso del Gobierno, que ostenta la titularidad de ambos museos.

-Hemos venido hoy no sólo a inaugurar la muestra Cuatro siglos de ingeniería española en ultramar del Archivo de Indias y a presentar la del Año Murillo sino también a visitar el Arqueológico y el Bellas Artes para ver in situ la situación de una serie de proyectos que tenemos en mente y en el plan de inversiones de esta legislatura. Como acordamos en su momento con Rosa Aguilar cuando ella era consejera de Cultura, hicimos un plan priorizando las diferentes inversiones que había que llevar a cabo en Andalucía, y en Sevilla en concreto acordamos que la gran prioridad era el Museo Arqueológico. Ya tenía un proyecto de rehabilitación y de puesta en marcha de nuevas inversiones que resultaba demasiado gravoso, rondaba los 32 millones de euros, y acordamos hacer un proyecto más ajustado a las realidades presupuestarias que vivimos ahora mismo. Y en eso estamos. Tenemos un programa de necesidades, estamos trabajando sobre ello, y a partir de ahí se desarrollará un plan de inversiones plurianual que nos permitirá poner al día el Arqueológico, que lo necesita. Y después afrontaremos un museo que necesita también otras actuaciones, el Bellas Artes, pero que en esa priorización irá detrás del Arqueológico. De todos modos desde el Ministerio de Cultura somos conscientes de que tienen que estar en nuestro listado de objetivos y también tenemos claro que lo vamos a hacer.

-Los presupuestos que el Estado destina al Teatro de la Maestranza son muy desequilibrados con respecto a los que otorga al Liceo de Barcelona y al Teatro Real. ¿No deberían apoyar más a la tercera casa de ópera del país?

-No es una cuestión de desequilibrio en la ayuda estatal sino de distintos modelos de gestión. Tenemos que abordar una serie de cuestiones y acordar, fundamentalmente con la Junta de Andalucía, la gestión artística del Maestranza y sus relaciones con la Real Orquesta Sinfónica de Sevilla, entre otros temas. No es un problema de desigualdad en las aportaciones sino que tenemos que ponernos de acuerdo en el proceso de toma de decisiones del Maestranza porque desde el Ministerio no tenemos claro el modelo sobre el que ahora se está trabajando. Por tanto, no es un problema económico sino de ajustes de gestión artística.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios