Coronavirus | El impacto en la cultura El Ayuntamiento de Sevilla lucha contra "el apagón cultural en la ciudad"

  • El Gobierno municipal destinará 1,9 millones de euros a medidas extraordinarias y no se plantea cancelar ningún festival, aunque en algunos casos se celebre en 'streaming'

El delegado Antonio Muñoz, con el director de la Bienal Antonio Zoido, en una imagen de archivo. El delegado Antonio Muñoz, con el director de la Bienal Antonio Zoido, en una imagen de archivo.

El delegado Antonio Muñoz, con el director de la Bienal Antonio Zoido, en una imagen de archivo. / Belén Vargas

El Ayuntamiento de Sevilla destinará 1,9 millones de euros para evitar que haya "un apagón cultural en la ciudad", anunció este jueves el delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo, Antonio Muñoz, tras una reunión mantenida con representantes del sector en la que se esbozaron las medidas de choque que se plantean frente al desastre ocasionado por la crisis del coronavirus.

Muñoz defendió que, aunque todavía hay "muchos interrogantes sobre el aforo que se permitirá en los conciertos o las aglomeraciones que pueden darse en los espacios urbanos", desde el Ayuntamiento de Sevilla barajan "distintos escenarios" para que "se mantenga en la ciudad la agenda cultural". En muchos casos, "tendremos que ser más ingeniosos y recurrir a plataformas audiovisuales" o buscar soluciones alternativas. "Lo fácil sería cancelar", opinó el delegado, pero "le haríamos un flaco favor al sector, y también al público, privándole de esa oferta". 

El Gobierno municipal mantiene su intención de celebrar la Bienal de Flamenco, una de las citas más esperadas del otoño, de un modo u otro. "Nuestro propósito es que siga desarrollándose en los teatros, pero sabemos que no es una opción realista", admitió Muñoz, "porque aunque pase el estado de alarma y se levante el confinamiento, el público va a tener reparos en reunirse en un espectáculo. Estudiamos distintas posibilidades, de las que los artistas están al tanto, y las aprueban si no en su totalidad, sí en un 99%", desveló.

El Consistorio trabaja para mantener la Bienal "y no dejar caer a la gente del flamenco, que es gente nuestra"

Así, en caso de que ocupar el Lope de Vega o el Maestranza no fuera viable, "tenemos espacios patrimoniales o abiertos, como la Plaza de España o el Patio de la Montería, donde se podrían programar esas representaciones al aire libre. Y si hay limitaciones de aforo, igual hay que repetir funciones en el Lope de Vega. Todo eso habrá que verlo. No tenemos clara una fecha para tomar una decisión al respecto, porque lo que ocurra con las aglomeraciones, con el sol y la playa en verano, será determinante", comenta Muñoz, que junto a su equipo también trabaja en ofrecer actuaciones por streaming. Fórmulas "para no dejar caer al mundo del flamenco, que es gente nuestra".   

De hecho, una de las medidas en las que trabajan es la creación de una "plataforma digital" que no conciben como una solución efímera y a la que quieren darle "carácter de permanencia, en la que se sigan programando contenidos" superada la crisis del coronavirus.

El objetivo, informaron desde el Ayuntamiento, "es adaptar la programación cultural a las recomendaciones sanitarias del momento, sin dejar caer contratos o festivales sino reorientarlos, redimensionarlos o reajustarlos a la nueva realidad". Así, el abanico de posibilidades se extiende desde “llevar la cultura a espacios abiertos con aforos reducidos hasta adentrarnos en una programación cultural a domicilio y telemática”. 

La idea es "ir analizando a medida que se vaya acercando cada evento" el modo en que se pueda celebrar. Sobre el Sevilla Festival de Cine Europeo (SEFF), previsto para noviembre, "igual tiene que ser con menos presencia de artistas y directores, o retransmitido por internet, pero la oferta singular, poco ortodoxa, del festival en ningún caso se va a perder".

Muñoz presumió de que el Ayuntamiento de Sevilla fue "una de las primeras administraciones públicas" que se comprometió a apoyar al castigado sector de la cultura, y ve en el paquete de medidas extraordinarias un reflejo de esta apuesta. "La economía municipal es como una economía familiar. Muchos de nuestros ingresos se han visto afectados, pero la decisión del Gobierno es que no se restara un euro en Cultura", resaltó. 

Entre las estrategias que anunció el Consistorio, Muñoz destacó la apertura, "el lunes o el martes", de una oficina de asesoramiento que oriente a profesionales de este ámbito sobre normativas y subvenciones; así como ayudas a espacios escénicos y salas "para evitar el cierre". Una nueva convocatoria del Banco del Proyectos, que se concibe por primera vez de forma bianual y que tiene un apartado específico para propuestas sobre la Primera Vuelta al Mundo; 150.000 euros para la compra de libros para bibliotecas y 100.000 euros para adquirir obras de arte en las galerías de la ciudad son otras estrategias que han diseñado desde el Gobierno municipal.

Muñoz también habló de medidas a más largo plazo, como convertir el inmueble de San Hermenegildo en espacio escénico o "recuperar para la danza" las salas de la calle Calatrava que lindan con el Teatro Alameda.  

A la reunión con el sector de la cultura, que presidió el alcalde Juan Espadas, asistieron entre otros representantes de la Feria del Libro de Sevilla y la del Libro Antiguo y de Ocasión, Assejazz, Garabattagge, Escenarios de Sevilla, Noletia, la Orquesta Barroca de Sevilla, Asecan, Monkey Week, LaSuite, Zemos 98, Juventudes Musicales de Sevilla, Engranajes Culturales, Contenedores o la librería Caótica.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios