La salud es lo que importa

Fotoprotección

No hay que pasar más de una o dos horas bajo el sol en los primeros días de exposición

CADA año se detectan en España cerca de 6.000 nuevos casos de melanoma, una enfermedad que tiene mayor incidencia en mujeres que en varones. Además, en torno a un 90 por ciento de los melanomas aparecen en la piel y, de ellos, aproximadamente entre un 75 y un 80 por ciento aparece sin que haya habido un lunar previo.

Según los datos de la Academia Española de Dermatología y Venereología, en una década los casos globales de melanoma han aumentado casi un 50 por ciento, situándose en 287.000 casos anuales en todo el mundo. Para prevenir esta enfermedad, es importante llevar unos hábitos saludables en cuanto a protección solar. De hecho, tal y como señala el estudio de Cinfa Percepción y hábitos de salud de la población española en torno a la fotoprotección, solo el 2,5 por ciento de los españoles se aplica de manera correcta la crema fotoprotectora.

Es decir, solamente entre dos y tres de cada cien personas encuestadas siguen las tres medidas que garantizan la eficacia del fotoprotector: aplicarse el producto treinta minutos antes de tomar el sol, renovar la crema cada dos horas y reaplicarla tras bañarse o secarse.

Además, este año al convivir con la Covid-19 hay que tener en cuenta las mascarillas a la hora de exponernos al sol, ya que no nos protegen de los efectos nocivos de las radiaciones. Como recuerda el doctor Julio Maset, médico de Cinfa, “si queremos proteger nuestro rostro del sol, cada día y antes de salir de casa hemos de aplicarnos fotoprotector por toda la cara, aunque a continuación vayamos a cubrirla con este elemento. No debemos olvidar que la función de la mascarilla es protegernos de la infección por Covid-19, no del sol”.

Desde la farmacéutica nos dan una serie de consejos para una correcta fotoprotección. El primero es no abusar de la exposición solar, es importante no permanecer más de una o dos horas bajo el sol en los primeros días de exposición.

Y sobre todo hay que evitar exponerse las horas centrales del día. Los rayos solares son más fuertes y perjudiciales entre las 12 de la mañana y las 4 de la tarde. Antes de la exposición al sol o una actividad al aire libre, conviene informarse sobre la intensidad de las radiaciones a través de canales como la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), ya que a partir de un índice 6, el riesgo es alto y se deben extremar las precauciones.

Siempre se debe emplear un fotoprotector adecuado al fototipo de la piel y a las circunstancias de la exposición. Y no hay que olvidarse de proteger el resto del cuerpo, llevar una ropa adecuada o usar sombreros. También es conveniente utilizar gafas de sol que tengan una protección 100 por cien frente a los rayos UV y estén homologadas para evitar los daños oculares. Y finalmente es importante educar a los más pequeños sobre la necesidad de protegerse del sol. Es lo que hay. Seguro.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios