Salud Alergia al frío: desde ronchas a pérdida de la conciencia

El dentista ante el sida

En odontología es posible detectar infecciones por hongos, bacterias y virus

El dentista puede detectar y tratar síntomas del VIH en la cavidad bucal como infecciones por hongos, bacterias y virus, además del trastorno de boca seca, periodontitis severa y verrugas que pueden derivar en cáncer oral.

Los expertos recomiendan a las personas que sufren esta patología que realicen los controles y limpiezas bucales necesarias, y sigan unas pautas de higiene bucodental esenciales, incluyendo el cepillado dental después de cada comida con pasta dentífrica fluorada, el uso del hilo dental y colutorio adecuado.

El doctor Óscar Castro, presidente del Consejo General de Dentistas de España, afirma que "gracias a todos los avances producidos, los pacientes con VIH pueden disfrutar de una mejor calidad de vida. Los dentistas somos una pieza fundamental antes y durante la enfermedad, ya que no solo podemos detectarla antes de ser diagnosticada, sino que durante la misma mejoraremos la salud bucodental de los pacientes afectados y su bienestar general".

Se acaba de celebrar el Día Mundial de la Lucha contra el Sida, una enfermedad que padecen 37,7 millones de personas en el mundo y que, en 2020, les costó la vida a 680.000 a causa de enfermedades relacionadas con el sida.

Por ello, el Consejo de Dentistas recuerda que las revisiones periódicas pueden ser clave para detectar el VIH, ya que en más de la mitad de los casos se manifiesta en la cavidad bucal. En España, hasta junio de 2020, se han notificado 88.367 casos de sida, según recoge el Ministerio de Sanidad. Por su parte, Farmaindustria destaca que cuarenta años después de que se diagnosticaran los primeros casos, es una realidad que los avances en la investigación y desarrollo de tratamientos contra el sida, han hecho posible reducir de forma muy importante las tasas de mortalidad, incrementar la adherencia a las terapias antirretrovirales y mejorar de forma sustancial la calidad de vida de los pacientes, que en muchos casos disfrutan ya de una esperanza de vida similar a la de las personas sin VIH.

Aunque en la actualidad la infección por este virus no tiene cura conocida, el sida es una de las enfermedades en cuyo tratamiento ha habido un mayor progreso gracias a las mejoras que ha supuesto la introducción de los tratamientos antirretrovirales (TAR). Los avances en estas terapias han potenciado la prevención de su transmisión, ralentizado su progresión y aumentado la supervivencia y calidad de vida, propiciando que el VIH/sida pase de ser una enfermedad aguda y fatal a corto plazo a convertirse en una condición crónica en la que los afectados pueden llevar una vida prácticamente normal.

Y es que, son muchos los estudios que han analizado el impacto de la utilización de los TAR sobre el número de muertes evitadas. Así, un reciente análisis indica que la cifra de muertes evitadas globalmente por estos tratamientos entre 1995 y 2015 fue de 9,5 millones, y se espera que, hasta 2030, la utilización de estos fármacos evite unos 25,4 millones de muertes más, la mayor parte de ellas en África. Es lo que hay. Seguro.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios