Todos los bares deben cerrar a las seis de la tarde. Las únicas excepciones se producen en los hoteles, donde hasta las diez de la noche (y no todos) se mantiene un servicio mínimo de hostelería para los clientes. Incluso hay establecimientos que se limitan a ofrecer a sus huéspedes los teléfonos de negocios que reparten comida a domicilio. El bar que sí funciona por las tardes es el del Parlamento de Andalucía, donde sus señorías han tenido sesiones muy prolongadas esta semana con ocasión de la aprobación de los Presupuestos de 2020. Se podía tomar uno una cerveza a las 21:00 sin problema.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios