pilar / larrondo

Crónica de un noviazgo

NO es la más guapa ni la más estilosa ni la más lista, ni siquiera la más carismática, pero se ha convertido en la mujer más envidiada del planeta. No es para menos. Laura Escanes, la novia de Risto Mejide, vive una historia de amor con la que todas hemos soñado desde que Disney nos metió en la cabeza eso de vivir por y para conseguir un príncipe azul.

Llevan juntos casi un año y desde que emprendieron juntos el maravilloso sendero de la vida en pareja, el publicista ha hecho partícipe de su relación a media humanidad. Algo que se espera siempre de alguien que se echa novia y vive con una ilusión adolescente los primeros momentos del amor. Terminar hablando de ella cuando te está pasando consulta el doctor, nombrarla mientras el tendero te despacha dos kilos de tomate o hacer referencia a una anécdota juntos mientras tu jefe te echa la bronca por andar en las musarañas y no centrado en la tarea para la que fuiste contratado, eso es lo normal. El problema llega cuando el enamorado trasciende los límites socialmente comprensibles y pasa a hacer una crónica pública de cómo es pasar 24 horas con su compañera del alma. Y en eso Risto tiene todo un máster.

El que llevase gafas de sol a lo Martirio -sin tener el encanto de la folclórica- tiene sometida a su pobre novia a una exposición mediática que produce pavor. Que se van al súper a comprar berberechos, allá que va Mejide y cuelga un vídeo de la muchacha metiendo la lata en la bolsa. Que se le rompe una uña mientras riega las plantas, allí que va el publicista y cuenta la historia como si de el peor de los dramas se tratase. Pero parece que ella empieza a estar un poco hasta la coronilla. A la vista está después de la cara que se le puso a la pobre cuando su querido novio la obligó a dedicar unas palabras a sus millones de seguidores el día de su cumpleaños.

Laura, o le explicas a este hombre que las relaciones son cosa de dos, o va a terminar colgando, en Facebook un vídeo de como tus jugos gástricos descomponen tu almuerzo en tu estómago.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios