editorial

Giro en el juicio del caso Malaya

LOS acuerdos a los que ha llegado la Fiscalía Anticorrupción con algunos de los acusados en el caso Malaya, que enjuicia la presunta trama de corrupción política en el Ayuntamiento de Marbella, han provocado un giro notable en el proceso que se sigue en la Audiencia Provincial de Málaga. Dichos acuerdos, cuestionados en algunos sectores judiciales, han permitido que varios imputados acepten confesar que pagaron al cerebro de la red, Juan Antonio Roca, asesor urbanístico del Ayuntamiento fichado por Jesús Gil, a cambio de concesiones urbanísticas y contratos municipales, viendo así, gracias al reconocimiento de culpa, suavizadas sus futuras condenas, que se saldarían con multas. La consecuencia final ha sido favorable al esclarecimiento de los hechos: Roca, forzado por estas confesiones, ha terminado por rectificar completamente su táctica de defensa. Ahora ha admitido que, en efecto, sobornó a los concejales y a la alcaldesa que sustituyó a Julián Muñoz tras una moción de censura urdida por él mismo y que recibió a su vez dinero de varios empresarios. Su nueva defensa consiste en afirmar que los sobres con distintas cantidades que entregaba personalmente a los ediles tenía como único objetivo mantener la cohesión del equipo de gobierno y superar sus rencillas personales que la ponían en peligro, y en asegurar que el dinero de los empresarios no se lo daban a cambio de ninguna actuación ilegal, sino por sus labores de asesoramiento y por negocios que compartía con ellos. Es una táctica arriesgada, porque parte del reconocimiento de los hechos relatados por la acusación pública, pero que trata de limitar el delito a un cohecho impropio, sin recibir contraprestaciones ilícitas, con la consiguiente reducción de penas. Veremos si el desarrollo de la parte final del juicio permite la condena de los implicados, pero lo que ha quedado claro es que existió la trama de corrupción política en Marbella, que arranca en la etapa de Gil pero persiste tras su desaparición, y que se cometieron delitos ideados por el cerebro Roca.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios