Desde mi córner

Luis Carlos Peris

lcperis@diariodesevilla.es

Quique Setién y sus claroscuros (y II)

En el corazón de unos malos resultados, la figura del entrenador no está cuestionada... aún

Nada que ver con los ladridos que le acompañan cuando el Betis no gana y aunque está claro que la cabeza de Setién ni siquiera huele a pólvora, hay detalles que no acaban de ser comprendidos por los que manejan la barca. Estando incondicionalmente de su parte, algunos detalles del cántabro no sólo no gustan, sino que extrañan una barbaridad, sobre todo por la gratuidad de algunos de ellos, incomprensibles de todo punto. Por ejemplo, una declaración en vísperas del regreso a su Santander del alma no se ha digerido por el puente de mando y menos aún por el sentir generalizado del beticismo. Aquel "soy verdiblanco, pero no bético" sobró, pues que confesase que eran sus colores de toda la vida no tenía por qué estar adobado por lo siguiente. Cuando lo contrataron no fue por bético, sino por su capacidad profesional, conque sonó a metedura de pata gorda tal confesión de agnosticismo bético.

Tampoco se ha recibido con agrado la decisión de dejar fuera del banquillo a dos jugadores de la primera plantilla como Barragán y Sergio León para darle sitio a dos chicos del filial. Y todo para no ser utilizados ni un solo minuto contra los vigueses del Celta, con lo que se logró que Kaptoum y Robert se pasasen en blanco el fin de semana con el consiguiente perjuicio para un filial que anda a machetazos en el intento de abandonar el submundo de la Tercera División.

Son detalles que empañan el concepto que en el Betis, por siempre y para siempre Real Betis Balompié, tienen de un entrenador que le ha dado un sello propio al equipo pero que anda en horas bajas. Detalles que tienen la importancia que cada uno quiera darle, pero que no inciden en cuanto a la continuidad en el puente de mando. Y es que, entre otras cosas, está demasiado cercano en la memoria el recital de San Siro de hace catorce días, sólo catorce días. En fin...

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios