tribuna

Pompeyo Viciana

Virus del sida y VPH

UNA de las nuevas preocupaciones de los sanitarios que atendemos a las personas con VIH es la aparición de nuevas epidemias asociadas éste y cómo atajarlas. Esta semana se debaten en el tercer congreso de Gesida, en Sevilla, las tres co-infecciones más prevalentes y problemáticas: las asociación del VIH con el virus de Epstein-Barr (VEB), que puede favorecer el desarrollo de linfomas; la asociación VIH con el virus de la hepatitis C, que provoca una rápida progresión a cirrosis hepática y en ocasiones a cáncer de hígado; y por último, que no menos importante, la asociación con el virus del papiloma humano (VPH), responsable, entre otros cánceres del de cuello de útero en la mujer y del cáncer anal, mayoritariamente en hombres que tiene sexo con hombres (HSH).

En nuestro país, el patrón de transmisión del VIH cambió hace años. Los nuevos diagnósticos son mayoritariamente hombres que tienen sexo con hombres y el VPH afecta a más del 80% de ellos, y el desarrollo de displasias anales alcanza a más del 60%. La epidemia de cáncer anal por HPV en HSH alcanza valores de 120 casos por 100.000 HSH/año. Estos valores nunca se han visto en mujeres. El mayor número de parejas sexuales de los HSH, y el daño inmunológico que provoca el propio virus del VIH, son los responsables.

Estos datos nos plantean varios retos: el primero, adquirir habilidades, conocimientos y estructura que posibiliten el diagnóstico de displasia o lesión celular pre cancerosa en varones, porque el desarrollo de estas técnicas no es todavía uniforme en nuestro país. El Servicio de Enfermedades Infecciosas del Hospital Virgen del Rocío lleva ya realizadas mas de 600 citologías a varones VIH+, con más de 200 anoscopias de alta resolución. Se ha integrado un programa de diagnostico precoz, donde participamos junto a profesionales formados en estudios celulares y de biopsias, virólogos para detección de los diversos tipos de HPV, así como cirujanos proctólogos y oncología-radioterápica, y desde hace tres meses lleva a cabo un programa de formación práctica para especialistas de otros hospitales de España. La experiencia que estamos recogiendo es muy similar al resto Europa y Estados Unidos. La tasa de infección por VPH en varones HSH es superior al 80%. Los resultados de las tomas de células encuentran displasia en dos de cada tres varones HSH con infección VIH, y si se toman biopsias, al menos un 15% requieren un tratamiento local con termo-coagulación. Esto implica revisiones periódicas cada 6 o 12 meses.

En resumen, hay otras epidemias silentes que la infección por el VIH está haciendo que se muestren antes y de forma diferentes y se hace necesario, por tanto, desarrollar estrategias de formación y desarrollo del diagnóstico precoz del cáncer anal, más en HSH. Por último, la vacunación del VPH en varones -se acaba de publicar un subestudio específico con la vacuna cuatrivalente (qVPH) que ha demostrando una eficacia en prevenir la neoplasia intraepiterial anal de cualquier grado del 77,5% si no estaban previamente infectados de VPH- se abre como una oportunidad que ha demostrado al menos una alta eficacia a los 3 años, y posiblemente sea prudente emplear esta estrategia en los jóvenes varones lo antes posible debido a la alta prevalencia y transmisibilidad de la infección por el VPH.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios