La ventana

Luis Carlos Peris

Al corral sin haber salido a la plaza

PROHIBIR el puente que iba a cruzar desde la Torre Pelli a la calle Torneo es como sacarle el pañuelo verde a un toro antes de que salga al ruedo. Demuestra de forma inequívoca la poca empatía existente entre la Junta y el Ayuntamiento por muchas morisquetas que se hagan Susana y Juan Ignacio cada vez que coinciden en público. Si no se sabe cómo va a ser el puente que libere, en cierta medida, a Triana del colapso de tráfico que pueda generar el mamotreto que se le ocurrió a Pulido, ¿a qué esas prisas por abortarlo? Y lo que más le extraña al personal es que se esgrima lo del impacto visual antes de saberse cómo va a ser. La comisión de expertos que le da cajonazo al puente fue creada cuando la torre ya emergía, por lo que se escapó del dictamen negativo, pero lo que no cuadra es que ahora se impida que la nueva giganta genere más estragos aún.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios