La aldaba

Carlos Navarro Antolín

cnavarro@diariodesevilla.es

La cruz a lápiz de Nuria Barrera

Nos han faltado muchas cosas, pero no la alegre cartelería de Nuria Barrera, que viene de sumar otro éxito en Huelva

La cruz a lápiz  de Nuria Barrera

La cruz a lápiz de Nuria Barrera

Párese a reflexionar cuántas cosas no se han cerrado ni se han suspendido en más de un año de pandemia. Este periódico, por ejemplo, no ha faltado a su cita con el kiosko. Como no hemos echado en falta ni el transporte público ni las farmacias. Con las de cosas de las que nos hemos privado y las que nos siguen faltando, como besar la mano de nuestras vírgenes, hay que agradecer a quienes han seguido adelante con esos otros ritos que jalonan nuestras vidas. Tuvimos cartel de la Semana Santa, porque Semana Santa hubo, aunque fuera sin pasos, y ahora hemos conocido el pedazo de cartel que una sevillana de Carmona, Nuria Barrera, ha realizado para la Hermandad del Rocío de Huelva. Si será importante este cartel que había más cámaras en el acto de presentación que en una rueda de prensa en la Moncloa. La pintora de los azules preciosos, la artista que reza pintando, la devota de la Macarena, la mujer feliz que idea carteles que se reparten ya por toda España, nos ha regalado un cartelazo sobre este Rocío de 2021 que es el Rocío de Esperanza. Claro que sí, Nuria. Había que dar el paso adelante, ser valiente y aceptar el encargo en un año sin romería. ¡Cómo se nota que los buenos macarenos son buenos rocieros! Se fue Nuria a Huelva, como se va a tantos sitios haciendo más kilómetros que un cochecuadrilla, para triunfar nuevamente con sus tonos, su sensibilidad y su concepto de cartel total. Seguro que al regreso a Sevilla iría ordenando los recuerdos de tantas muestras de cariño que recibe en cada acto de presentación. Los carteles de Nuria vertebran Andalucía. Y la colección ahora incluirá el tiempo de pandemia que nos ha tocado vivir con esa invocación a la Esperanza que funde sus devociones. Sepan todos los rocieros de Huelva que el cartelazo que ahora tienen comenzó con una cruz sencilla pintada a lápiz. Porque Nuria comienza así todas sus obras. Pinta la cruz y sobre ella comienza a trabajar una vez que se ha encomendado a la imagen que le toca representar. Yo veo a Nuria pintando una cruz todos los días para soñar nuevos carteles, me alegro mucho de esta nueva obra tan importante y tan especial en su trayectoria, invito a los buenos aficionados a la pintura a conocer su catálogo de óleos sobre temas ajenos a la Semana Santa, siempre creaciones alegres, que generan buen ambiente y que dan vida a cualquier estancia. Porque la pintura debe ser un aldabonazo para el espectador. Si te deja igual, mal asunto. Y ella nunca nos deja sentados, siempre provoca un vuelco en los corazones. Nuria reza pintando, por eso es tan importante la cruz a lápiz de todos sus carteles. Sigue orando, Nuria, con el talento que Dios te ha dado.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios