Sueños esféricos

Juan Antonio Solís /

El mejor homenaje

RARA es la jornada en que no se da algún derbi por Europa, aunque a veces el foco se enciende en un campeonato tan discreto que su onda expansiva apenas sale de su ámbito local. Y en Sevilla, donde el ombliguismo es una religión con miles de fundamentalistas, muchos están convencidos de que el derbi sevillano es el mejor del mundo mundial. No podía ser de otro modo, ya que aquí reside también, en sus vertientes roja y verde, la autoproclamada como "mejor afición del mundo". Aseveración, por otra parte, con el mismo rigor empírico que la habitual que todos hemos oído alguna vez: "Aquí ponen los mejores caracoles de Sevilla"...

No sé, ni me interesa, cuál es el mejor derbi del mundo. ¿Cómo se calibra eso? ¿Cómo se pondera la pasión? ¿Cómo los sentimientos? Tampoco me vale lo del colorido de la grada o los tifos, pues éstos atienden al corazón, pero también al bolsillo: he leído que los aficionados del Gol Norte del Pizjuán tratan a marchas forzadas de recaudar varios miles de euros para organizar el tifo de bienvenida al Betis para el jueves 13 de marzo. Al parecer, en sus previsiones no cabía que el vecino apeara al Rubin Kazán y el derbi, como diría un amigo, les ha estallado en la cara.

Un Sevilla-Betis no es más que un Roma-Lazio, un Celtic-Rangers o un Aston Villa-Birmingham. Pero convengamos en que los dos de Liga Europa sí que son especiales. Porque sólo cinco ciudades europeas han disfrutado de la pasión multiplicada de un derbi continental: Madrid, Barcelona, Londres, Milán y Bucarest. La sexta será Sevilla, con una población muy inferior a sus antecesoras. Será una ocasión ideal para dejar con las ganas a los sensacionalistas que llegarán de la capital en busca de carnaza, como sucede los últimos años. Una ocasión ideal para exhibir pasión sin violencia. Y no para que nos reconozca la UEFA o la LFP. Los homenajes que merecen la pena se los pegarán los que se metan en los cuartos de final.

Tags

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios