PASA LA VIDA

Juan Luis Pavón

La pamema de las acciones

LLEGA a su fin el periodo principal de vacaciones, cuyo epílogo se suele marcar en clave de sociología popular con la reanudación del fútbol oficial. Y continúa en punto muerto el asunto que más ha movilizado a los sevillanos en los últimos meses, que no es el paro y los apuros económicos sino la exigencia a Lopera de que libere el Betis del secuestro al que lo tiene sometido. Anomalía ciudadana porque el optimismo corre a raudales por los barrios de la ciudad desde que Japón ha anunciado que su Producto Interior Bruto ha crecido por vez primera en los últimos cinco trimestres. Ya estamos salvados, así sea en Nervión como en Sevilla Este. Por las que hilan...

Confirmado que en la próxima cumbre del G-8 no se va a tratar la compra de las acciones de Lopera en el Betis, pues Obama ha decidido que con aludir en un discurso a Al-Andalus ya tiene cubierta su cuota verdiblanca para todo un mandato, Zapatero tiene ahora que dilucidar si en su debut en el Foro de Davos planteará o no tan espinosa cuestión a los magnates del planeta. En Suiza saben mucho de distinguir entre valor y precio para arrojar luz sobre uno de los grandes misterios de la Humanidad: qué patrimonio tiene el Betis y cuánto vale.

En Sevilla pervive el último vestigio del milagro económico español. Por doquier todo son rebajas, ofertas, disminuciones, agujeros, morosidad. Pero el Betis es mucho Betis y por eso Lopera puede esparcir fantasmagóricas ofertas de 60 ó 100 millones de euros a cargo de personajes a los que les daría igual que el club valga menos en Segunda División, donde los ingresos menguan muchísimo.

En la España real, Mateo Alemany, a quien también le gusta el dinero, como a todo quisque, sólo ha vendido por 3,5 millones de euros la mayoría de las acciones del Mallorca, que está en Primera. Ya ven, un hombre de fútbol y no es capaz de dar pelotazos. Es una cualidad reservada para Lopera, que quiere retirarse a lo grande con el mayor golpe de su carrera.

Etiquetas

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios