Las claves del día Suscríbete a nuestra 'newsletter' y recíbela cada mañana de lunes a viernes

Desde mi córner

Luis Carlos Peris

lcperis@diariodesevilla.es

La retirada quedó en el amago, pero...

La intención del Braga de abandonar el campo es algo que ya creíamos de un tiempo pretérito

Con el amago de retirada que el Sporting Braga escenificó antier noche en Cartaya se nos vinieron a la memoria episodios que creíamos desaparecidos. No aparcados ni en desuso, sino enterrados en el más negro túnel del tiempo. Igual que no se lleva jazmines en el ojal, en estos tiempos ya no pasa que un equipo tome la ridícula decisión de abandonar el campo por sentirse ultrajado por el colegiado o por circunstancias ajenas a la obra.

En el verano de 1959, Betis y Sevilla aprovecharon que estaban recién inauguradas las respectivas iluminaciones artificiales en sus estadios para programar una serie de partidos con equipos extranjeros. Y tras las inauguraciones, la contratación de equipos del país que había salido campeón del Mundo el año anterior en Suecia, Brasil. Y así, mientras Santos y Vasco de Gama se anunciaban en Heliópolis, Corinthians y Botafogo jugarían en Nervión.

Y a excepción del Betis-Santos que significó la única presencia de Pelé en un campo sevillano, los otros tres partidos fueron tan llenos de incidentes que las tánganas proliferaron y los amagos de retirada de Corinthians, Botafogo y Vasco de Gama se quedaron en el amago de manera milagrosa. Y hasta en uno de ellos, Del Sol hubo de esgrimir un banderín de córner para defenderse de la avalancha de fornidos negros que intentaban solucionar el problema.

En Nervión, Garrincha y Battaglia, un extremo sensacional de Corinthians, pretendieron ser vengados por los compañeros y también estuvo a punto de que aquello acabase antes de tiempo por abandono de los visitantes. Incidentes en los torneos de verano se repetirían en los años sucesivos, pero creíamos que eso de irse del campo ya no se llevaba. Y a punto estuvo de ocurrir, VAR de por medio, como una de esas rara avis que de vez en cuando reaparecen en nuestras vidas.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios