Transporte Qué líneas de autobuses serán gratis en Andalucía desde el 1 de enero

Tribuna

juan carlos rodríguez ibarra

Ex presidente de la Junta de Extremadura

¿Por qué no dimiten?

¿Por qué no dimiten? ¿Por qué no dimiten?

¿Por qué no dimiten? / rosell

Nunca me he sentido orgulloso de haber nacido en España, porque no hice nada para merecerlo. Sí me siento enormemente agradecido a mis padres por haberme nacido aquí, en un país en el que tuve padres que me quisieron, maestros que me enseñaron, médicos que me curaron cuando lo necesité, y una sociedad que me dio oportunidades de formarme y formar una familia. En ocasiones sí me he sentido avergonzado por las cosas que ocurren en mi país. El pasado día 3 de agosto de 2020, experimenté cierto sentimiento de vergüenza por el linchamiento que algunos están intentando hacer de quien hasta hace poco tiempo era considerado como uno de los máximos impulsores de la democracia en España.

Según Corinna Larsen, en sus conversaciones con el comisario Villarejo y con Juan Villalonga, dice que le dijo al rey Juan Carlos I:

"Vas a recibir comisiones de las empresas españolas que han logrado el contrato del tren y a ti te paga el Gobierno español para representar la industria española. No puedes recibir este dinero. Se enfadó mucho conmigo".

Y fue cuando el entonces Rey tuvo una de sus acostumbradas salidas recurrentes: "Aaah, ¡Eres tan alemana!".

Juan Villalonga le pregunta a Corinna: "¿Y cómo le ha llegado el dinero al Rey?".

-Corinna: "Yo creo…"

-Juan Villalonga: "¿Por Villar Mir?"

-Corinna: "Sí".

Según Corinna Larsen no fue el rey de Arabia Saudí el que pagó una comisión al rey Juan Carlos, sino el señor Villar Mir, que lideraba un consorcio de empresas que se quedó con la millonaria adjudicación del AVE saudí. Sin embargo, la mayoría de los ciudadanos, cuando hablan de este espinoso asunto están convencidos de que fue el que licitaba la obra, es decir, el Gobierno saudí, el que a través de su Rey, dio esa comisión a Juan Carlos I. Y lo creen porque así se ha estado contando durante semanas. Pero si no es creíble que el que oferta una obra sea el que pague al intermediario, habrá que investigar al que se quedó con la adjudicación para que declare si es cierto que el señor Villar Mir pagó esa cantidad al anterior Rey de España. Si pagó, debería responder ante la Justicia por sobornar a un cargo público. En España se sigue siendo implacable con el sobornado y se mira para otro lado para no querer ver al que soborna. Pero si Villar Mir no hubiera pagado, ¿de qué se le acusa a don Juan Carlos?

Según Unidas Podemos y la ministra de Igualdad Irene Montero, el rey Juan Carlos ha respondido a esa pregunta: "de huir de la Justicia". Para la ministra, la "huida" demuestra "una actitud indigna viniendo de un jefe del Estado. Intenta eludir la acción de la Justicia". La ministra Irene Montero reprochó que la vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, negociara la salida del país de Juan Carlos de Borbón, anunciada por la Casa Real. En una entrevista en la Cadena Ser, la dirigente de Unidas Podemos ha asegurado que su formación desconocía tanto las negociaciones como el anuncio que se hizo el lunes, 3 de agosto.

Así que según Montero, el Gobierno -en su parte socialista- estaba informado y ha colaborado con la Casa Real para que el Rey emérito "huya de la Justicia". Y la parte de Podemos no tenía ni idea de esa colaboración. Entonces, ¿qué pinta Unidas Podemos en un Gobierno que ayuda a huir a un prófugo de la Justicia? ¿Por qué no dimiten y se van de ese Gobierno? ¿Cómo es posible que se siga tolerando que Podemos siga hablando de un Gobierno partido en dos? ¿Por qué no se les obliga a rectificar sus declaraciones ofensivas para el presidente del Gobierno, para el PSOE y para la Casa Real o se les cesa de sus responsabilidades en el caso de que mantengan sus acusaciones de colaboración en la supuesta huida del Rey emérito?

Si el líder de Podemos escribió en la mañana del martes, 3 de agosto, que "la huida al extranjero de Juan Carlos de Borbón es una actitud indigna de un ex Jefe del Estado y deja a la monarquía en una posición muy comprometida. Por respeto a la ciudadanía y a la democracia española, Juan Carlos I debería responder por sus actos en España y ante su pueblo". Y si la noche antes emitió un comunicado en el que afirmaba que "es un deber para quienes ocupamos cargos de gobierno velar por la ejemplaridad y la limpieza de las instituciones. Un Gobierno democrático no puede mirar hacia otro lado ni mucho menos justificar o saludar comportamientos que socavan la dignidad de una institución clave como es la Jefatura del Estado y que son un fraude a la Justicia", ¿por qué sigue queriendo ser vicepresidente de un Gobierno que, según él y su partido, colaboró en una "actitud indigna"? ¿Por qué no dimiten?

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios