Fuentes de Andalucía

Defensores del patrimonio denuncian el cobro de 2 euros para entrar en la iglesia

  • Ben Baso recuerda que se ha empleado dinero público para la restauración del templo parroquial.

La asociación de profesores para la difusión y protección del patrimonio Ben Baso ha denunciado la "exigencia" del párroco de Santa María la Blanca de Fuentes de Andalucía de cobrarles dos euros por persona para realizar una visita al templo, que ha sido recientemente restaurado, después de que la asociación contribuyera con 1.000 euros a estas labores. Para esta rehabilitación la Archidiócesis de Sevilla aportó 400.000 euros, los vecinos del pueblo, 441.800 euros, más un préstamo de 300.000; el Ayuntamiento, 75.000; y la Unión Europea, 100.000.

El presidente de Ben Baso, José Juan Fernández, explicó su sorpresa cuando les pidieron dinero para visitar el templo: "Ben Baso se quiso sumar al esfuerzo que hizo el pueblo de Fuentes entregando un donativo de 1.000 euros, solicitando una visita a la iglesia, que ya conocía antes de su restauración, para hacer entrega del talón. Cuál fue la sorpresa cuando un nutrido grupo de socios comprobó que para entrar en el monumento se les requería el pago de 2 euros por visitante, exigencia del párroco, no entendida ni siquiera por la propia comisión ciudadana encargada de la gestión económica de la restauración y receptora del talón. Con esa decisión, entendemos que la Iglesia ha querido, una vez más, dejar bien claro quién es el propietario, por un lado, y exigir a toda la comunidad que le sufrague sus necesidades, sin merma de su autoridad".

Ben Baso recuerda que según la ley de Patrimonio Histórico, el propietario o titular, en este caso la Iglesia, está obligada a la conservación de sus propiedades, "pero está más que demostrado que si no fuera por la ayuda oficial y/o popular, en muchos casos los edificios estarían en ruinas". La asociación, además, advierte que la Iglesia como propietaria del templo "no sólo hace dejación de sus deberes como propietaria sino que siempre ha tratado y conseguido trasladar sus obligaciones de conservación a las autoridades civiles y, por ende, a todo el pueblo".

Por ello, Ben Baso "exige" que haya una contrapartida cuando se emplea dinero público en la restauración de un bien privado: "Ya basta de entregar dinero y apoyo técnico a fondo perdido. Los ciudadanos deben tener acceso en horarios adecuados -no los de misa- al patrimonio que guardan los templos ya que, creemos, son propietarios de ellos (las propiedades de la Iglesia proceden de donaciones de particulares), y que sean las comunidades (párroco, parroquia y autoridades pertinentes) los que establezcan las condiciones de la visita". Por último, la asociación de profesores solicita a las autoridades eclesiásticas más sensibilidad y que desautorice actos como el que han sufrido.

Por su parte, fuentes de la parroquia aseguraron a este periódico que los dos euros solicitados eran para acceder a la torre y al museo, no a la iglesia, siendo esta entrada habitual para todas las visitas, excepto para los fontaniegos, para contribuir con esta aportación a devolver el préstamo solicitado para la restauración. Además, la visita se habría producido fuera del horario habitual y sólo para los miembros de Ben Baso, quienes conocían previamente el pago de los dos euros, según estas fuentes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios