Provincia

Descubren una plantación de marihuana en una sala de fiestas de Arahal

  • La Guardia Civil detiene a dos personas y se incauta de 850 plantas de cannabis

  • Los aires acondicionados de la discoteca estaban encendidos incluso de día, lo que levantó las sospechas

La plantación descubierta en Arahal.

La plantación descubierta en Arahal. / DGGC

La Guardia Civil ha detenido a dos personas y desmantelado una plantación de marihuana con 850 plantas en Arahal. La investigación la han dirigido los agentes del cuartel de Marchena. Arrancó cuando la Guardia Civil observó que una sala de fiestas de Arahal tenía constantemente encendidos los aires acondicionados de las diferentes estancias, así como las persianas bajadas.

Los aparatos estaban conectados incluso de día, a pesar de que la sala en teoría ejercería su actividad en horario nocturno y no podría hacerlo por las medidas impuestas por las autoridades sanitarias para luchar contra el covid-19. Además, los agentes se percataron del intenso olor a cannabis que salía del inmueble. Esto acrecentó las sospechas sobre el local y su actividad. 

La Guardia Civil identificó a dos hombres de mediana edad que entraban y salían del lugar a diferentes horas. Uno de ellos era el propietario del inmueble, de nacionalidad rumana, y el otro un vecino de Marchena que ejercía como encargado de la discoteca. 

Un guardia civil, en el interior de la sala de fiestas convertida en narcoinvernadero. Un guardia civil, en el interior de la sala de fiestas convertida en narcoinvernadero.

Un guardia civil, en el interior de la sala de fiestas convertida en narcoinvernadero. / DGGC

Los investigadores detectaron también que existían otras personas que realizaban labores de mantenimiento y de guarda de la plantación, permaneciendo constantemente en el inmueble ante la posibilidad de que se pudiera producir lo que en el argot policial se denomina vuelco o robo de droga por parte de otros clanes. 

En una de las vigilancias, los agentes observaron una intensa actividad por parte de las cuatro personas identificadas en las jornadas anteriores. Lo que estaban haciendo en el interior era la recolección de las plantas para el posterior secado de la cosecha, que había llegado ya a su estado óptimo de floración. 

Con una orden judicial de entrada y registro, los guardias civiles del grupo de investigación de Marchena, apoyados por otras unidades, encontraron una plantación de 850 plantas, que ya se habían recolectado y se habían procesado para su secado. Los agentes aprehendieron 80 kilos de cogollos de marihuana, así como otros 12 de picadura y hojas. Se intervinieron también lámparas, transformadores, ventiladores y otros útiles propios para la instalación de estos cultivos de interior o indoor. 

Dos personas fueron detenidas en la operación. Son un varón de mediana edad y una mujer joven que hacían labores de mantenimiento y guarda de la plantación. Ambos son de nacionalidad rumana. La investigación continúa abierta y están pendientes las detenciones de los principales implicados y dueños de la marihuana.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios