Provincia

Detenido el hijo de una mujer asesinada en 2019 en Aznalcóllar

  • La víctima, de 79 años, apareció muerta en su casa con varios golpes en la cabeza

Guardias civiles y servicios funerarios, en la puerta de la casa donde ocurrieron los hechos.

Guardias civiles y servicios funerarios, en la puerta de la casa donde ocurrieron los hechos. / Julio Muñoz / EFE

La Guardia Civil detuvo el martes al hijo de una mujer asesinada en abril de 2019 en Aznalcóllar. Los investigadores consideran que el hijo tiene relación con el homicidio de la madre, una mujer de 79 años que apareció muerta en su domicilio con una serie de golpes en la cabeza. La Guardia Civil registró también la vivienda del detenido, si bien no han trascendido detalles sobre la participación del mismo en el crimen al estar el caso bajo secreto sumarial. La investigación se prolonga ya durante casi tres años.

Oficialmente, un portavoz de la Guardia Civil sólo confirmó a este periódico que hay una persona detenida en relación con estos hechos, sin confirmar siquiera que se trata del hijo de la víctima. Los hechos ocurrieron el 22 de abril de 2019 en una vivienda ubicada en el número 8 de la plaza de los Mineros, en Aznalcóllar, donde este suceso causó una profunda conmoción. La víctima, Floriana P. C., de 79 años, presentaba varios golpes en la cabeza asestados por un objeto romo. No tenía heridas en otras partes del cuerpo ni tampoco signos de defensa. La mujer era viuda y vivía sola desde dos años atrás.

Desde el principio los investigadores manejaron la teoría del robo como móvil del crimen. Avalaba esta teoría el hecho de que la casa estuviera completamente revuelta. Una familiar de la mujer encontró el cuerpo sin vida de la misma y la vivienda totalmente desordenada. Los investigadores analizaron en un primer momento si faltaba algo en la casa. El laboratorio de Criminalística de la Guardia Civil inspeccionó también la vivienda después del crimen en busca de restos biológicos del autor o autores del robo y del homicidio. También se buscaron posibles testigos que vieran a alguna persona desconocida en las inmediaciones del domicilio.

Tras estas primeras gestiones, la investigación entró en punto muerto. El juzgado número 3 de Sanlúcar la Mayor decretó el secreto de sumario sobre el caso, que se mantiene a día de hoy. La investigación la llevó el equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de La Rinconada y el de Personas de la comandancia de Sevilla. Casi tres años después, los agentes han encontrado ahora alguna nueva prueba o indicio contra el hijo de la víctima. El detenido pasó este miércoles a disposición judicial.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios