obras públicas

La Diputación es la segunda del país que más invierte con su superávit

  • En 2015, sólo la superó Barcelona, según datos de Hacienda

  • Entre los ayuntamientos, destacan La Rinconada y Dos Hermanas

Una obra en el casco urbano de Camas que se financia con el Plan Supera de la Diputación, que va ya por su cuarta edición. Una obra en el casco urbano de Camas que se financia con el Plan Supera de la Diputación, que va ya por su cuarta edición.

Una obra en el casco urbano de Camas que se financia con el Plan Supera de la Diputación, que va ya por su cuarta edición. / D. S.

Muchas veces se ha escrito sobre la situación saneada de la Diputación de Sevilla, un hecho que -al margen de las consideraciones que cada cual pueda tener sobre la gestión política que se realiza en la institución- ha sido un balón de oxígeno para los ayuntamientos cuando los ingresos de éstos han caído en picado y el margen para inversiones propias ha desaparecido en muchos casos. Según datos publicados por el Ministerio de Hacienda y Función Pública, la Diputación de Sevilla fue la segunda de todo el país, sólo por detrás de la de Barcelona, que más dinero de su superávit pudo destinar a lo que el propio Ministerio define como "inversiones financieramente sostenibles": obras que no generan nuevos gastos fijos cuando se terminan, que se realizan con fondos que se ahorran cada año y que únicamente se permite gastar a las administraciones locales que cumplen con los parámetros de endeudamiento, los plazos para pagar a proveedores y otras cuestiones fijadas en la Ley Orgánica de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera. Si no, tendrían que destinar ese dinero a saldar deuda bancaria.

Según los datos definitivos de las liquidaciones de los presupuestos de 2015, la Diputación sevillana destinó a estas obras 42,12 millones de euros, en lo que denomina Plan Supera y que, en su mayoría, se hace a demanda de los 104 municipios (todos menos la capital) y las tres entidades locales autónomas. En el caso de la Diputación de Barcelona, la inversión fue de casi 75,5 millones. Estas cifras se refieren a inversiones que se iniciaron en el año 2015 y o bien se terminaron a lo largo de este mismo ejercicio o se comprometió el gasto. En cuanto al resto de diputaciones andaluzas que también destacaron en este aspecto, está la de Málaga, que en 2015 ocupó el quinto puesto a nivel nacional, con casi 22,5 millones de euros; la de Almería aparece en el puesto octavo y con casi 12,4 millones de euros gastados; y Córdoba es la decimoctava del ranking, con 5,15 millones de euros.

En lo que respecta a los ayuntamientos, hay dos de la provincia de Sevilla que destacan en una clasificación que la Secretaría General de Coordinación Autonómica y Local ha hecho con los 22 municipos del todo el país que en el año 2015 destinaron a esas inversiones sostenibles más de dos millones de euros. En el puesto 16 de este ranking nacional aparece el Ayuntamiento de La Rinconada, que preside Javier Fernández de los Ríos (PSOE), con un gasto en ese ejercicio de 2,22 millones de euros en estas inversiones. En el puesto número 20, está el Ayuntamiento de Dos Hermanas de Francisco Toscano (PSOE) con una cantidad muy similar, 2,14 millones de euros, aunque se trata de un municipio de mayor tamaño.

El Ayuntamiento de Barcelona está a la cabeza del ranking de las inversiones financieramente sostenibles con fondos del superávit, con más de 22,3 millones de euros. El primer Ayuntamiento andaluz en la lista es el de Málaga, que ocupa el quinto lugar con 4,83 millones de euros. Y en el noveno puesto aparece también el onubense de Palos de la Frontera, con unas inversiones sostenibles realizadas por 2,92 millones de euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios