Fernando Rodríguez Villalobos | Presidente de la Diputación Provincial de Sevilla

“No he reclamado a nadie para seguir, sólo he puesto por delante mi hoja de servicios”

  • El presidente del PSOE de Sevilla niega que la dirección federal pidiera su marcha y atribuye lo publicado en ese sentido a "filtraciones interesadas"

  • El día que se lo soliciten  formalmente asegura que no opondrá resistencia 

Fernando Rodríguez Villalobos, presidente de la Diputación desde 2004. Fernando Rodríguez Villalobos, presidente de la Diputación desde 2004.

Fernando Rodríguez Villalobos, presidente de la Diputación desde 2004. / Juan Carlos Muñoz

–Después de 28 años como diputado y desde 2004 como presidente...

–¿Veintiocho ya? Me pierdo con la temporalidad. Tenía ganas de seguir, me veo con las capacidades intelectuales y las ganas. Si un día me encuentro aburrido, tiraría la toalla. Vengo muchas veces con más ilusión que al principio. No me veo jubilado. Hubo aquel movimiento, que si no, que si sí...

–¿Qué hubiera supuesto para usted irse forzado por estas tensiones en el PSOE?

–Antes de forzarme, me hubiera ido, pero lo hubiera hecho mal anímicamente: ¿qué he hecho para tener que irme por la puerta de atrás?. Pero las cosas no han sido como se ha publicado. Por cuestiones personales, se han filtrado cosas de manera interesada, sin dar la cara. La dirección del partido, que decide, asegura que nadie ha planteado echarme. Se ha montado un tinglado que no me gusta. Creo que con mi experiencia y mi forma de ser no me tengo que ver así en los medios. No he reclamado a nadie para seguir, sólo he puesto por delante mi hoja de servicios. Salvado este tema, hay que hacer gestos para que esa otra parte del partido se encuentre cada día más integrada en el proyecto común de los socialistas, liderado por Pedro Sánchez a nivel federal y por Susana Díaz a nivel regional. Se está materializando e integrando a compañeros en la Diputación, en los ayuntamientos, en entes supramunicipales, en la organización del partido. Ha tomado un rumbo irreversible para que el PSOE esté unido y fuerte, como siempre en Sevilla, donde gobierna en 73 ayuntamientos, en 53 con mayoría absoluta.

–¿Su intención es culminar el mandato?

–Es cumplir con lo que he prometido y lo he hecho para un mandato. Insisto, el día en que el partido me diga que deje mis responsabilidades, no habrá una lucha intestina. Estaré en mi casa en 24 horas.

–Ha nombrado a tres vicepresidentes, uno es Francisco Toajas, el alcalde de Las Cabezas (uno de los apoyos de Pedro Sánchez en Sevilla). ¿Tendrá protagonismo?

–Los vicepresidentes no tienen competencias asignadas en esta institución. Pero he querido hacer un reparto de competencias dentro de los cuatro ejes en torno a los que se estructuran las áreas a estos tres alcaldes. El morbo es por lo que se ha filtrado en los medios. Pero lo importante es la lealtad y, en este sentido, lo hemos hablado y no hay ningún tipo de problema.

–Pensando el futuro, tendrá alguna apuesta para su relevo...

–No. Porque la decisión será del partido. Hay alcaldes y alcaldesas con mucho coco y experiencia.

–Si estuviera en la tesitura de Pedro Sánchez, ¿qué haría?. ¿Se pueden permitir el país la repetición de elecciones y que los políticos sean el segundo problema que más preocupa, según el CIS?

–Algo no haremos bien y cada uno debe hacer esfuerzo para mejorar. Aunque la gente también sabe que en un Estado de derecho los políticos son necesarios. Pedro Sánchez me está demostrando que es un hombre de Estado. No tiene mayoría suficiente para no depender de los demás, pero el PSOE es el partido más votado, con mucha diferencia con respecto al siguiente. El que tiene la responsabilidad de formar gobierno tiene que tocar a todas las bandas. Eso de que yo no hablo con fulanito, como le pasó a Cs con el PSOE, es impresentable en un Estado democrático, cuando puede derivar en inestabilidad. Debe haber sensatez en Unidas Podemos y facilitar ese entendimiento y no se le puede criticar que se le pida al otro ala que se abstenga. Vamos a fotografiar lo que ocurre en Europa: nos estamos quedando en ese sentido en el culo del mundo, porque los partidos antagónicos no taponan la posibilidad de conformar gobierno, se abstienen, facilitan la gobernabilidad. Nos está perjudicando el no tener gobierno. También a los ayuntamientos. Yo estoy a la espera de qué pasa con el superávit, con el techo de gasto...

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios