Sanidad

El Garrobo reclama la reapertura de las urgencias y teme perderlas del todo con el Covid-19

  • El alcalde exige que no se abandone la "sanidad rural" si de verdad se quiere luchar contra la despoblación.

Una vecina transita por una calle de El Garrobo con mascarilla. Una vecina transita por una calle de El Garrobo con mascarilla.

Una vecina transita por una calle de El Garrobo con mascarilla. / Antonio Pizarro

La reorganización de los Servicios de Urgencias en Atención Primaria (SUAP) en el Distrito Sanitario Aljarafe-Sevilla Norte, para garantizar dobles circuitos de atención (para dolencias respiratorias sospechosas de Covid-19 y el resto) sigue preocupando en los pequeños municipios que se quedaron sin ningún servicio de urgencias y que temen que la situación se prolongue.

Ya remitió una carta a la Consejería de Salud y Familias, a la delgada territorial y la directora del distrito el Ayuntamiento de El Madroño, pidiendo recuperar las urgencias a partir del 22 de junio, con el final del estado de alarma.

Ahora, se suma El Garrobo, uno de los municipios más pequeños de Sevilla, con 800 vecinos, pero cuya población se triplica en verano, que, desde marzo, sólo cuenta con las consultas ordinarias, de 08:00 a 15:00 horas, de lunes a viernes. Para el resto, la referencia es el centro de salud Gerena. 

El alcalde, Jorge Jesús Bayot (Adelante), ha remitido otra carta a los responsables de Salud en la que exige la "reapertura del servicio de urgencias" el 22 de mayo o que se dé una fecha de cuándo se hará, ante la "especial inquietud y zozobra" de sus vecinos porque la situación se prolongue. También vuelve a advertir de que el problema de la "sanidad rural" es uno de los que influyen en la despoblación, contra la que intentan luchar. 

El regidor recuerda que "salir del municipio para acudir al hospital de referencia a un consultorio de concentración entraña un riesgo para la salud de profesionales y usuarios", con la consiguiente "sobrecarga" de las urgencias hospitalarias.

Como ocurre en otras zonas rurales, El Garrobo, donde no se ha registrado ningún caso de Covid-19, cuenta mucha población envejecida y con dos urbanizaciones, Sierra Lagos y Venta del Alto, que ya se llenan los fines de semana. Este verano y dadas las circunstancias, se espera una "avalancha" de visitas, por las dificultades para acceder a las playas y para viajar.

Pero, más allá de estas circunstancias, el alcalde insiste en la carta en que "tenemos que hacer algo con la sanidad rural", para "evitar que siga deteriorándose mucho más de lo que está".

"La pérdida de la sanidad rural nos lleva a un abismo en salud y en despoblación", asevera Bayot.

No es la primera vez que El Garrobo muestra preocupación por la pérdida de servicios y se moviliza por el temor a perder las urgencias en su centro de salud.

Ya en agosto del año pasado, los vecinos se concentraron ante el centro de salud cuando, un viernes, el distrito comunicó que no habría urgencias durante el fin de semana del 24 y el 25 de agosto por falta de médicos, debido a las bajas y las vacaciones y en plena crisis de la Listeriosis, en una controvertida movilización en la que el Sindicato Médico y el Colegio de Médicos denunciaron que se retuvo a la doctora que salía de su guardia. Según el regidor, tras las respectivas explicaciones a la delegada territorial, no llegaron a declarar por los hechos, pese a que se anunció una denuncia.

El Ayuntamiento de Camas también ha reclamado la repertura de los tres consultorios de otras tantas barriadas que cerraron por esta reorganización en el distrito Aljarafe-Sevilla Norte, aunque Salud ha defendido que de momento se mantendrán para garantizar los dobles circuitos de atención en centros que o no cuentan con espacio suficiente para ello o con poco personal y que, para compensarlo, se ha reforzado la atención domiciliaria y la telefónica.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios