Provincia

La Guardia Civil libera a una mujer retenida en una casa de Espartinas

  • El presunto autor del secuestro fue detenido y se investiga si agredió sexualmente a la víctima

  • La denuncia anónima de una amiga de la mujer fue clave para la intervención policial

El cuartel de la Guardia Civil en Gines, donde comenzó la investigación.

El cuartel de la Guardia Civil en Gines, donde comenzó la investigación. / Juan Carlos Vázquez

La Guardia Civil liberó el pasado martes a una mujer que se encontraba retenida por un hombre en una vivienda de Espartinas y detuvo al presunto autor de los hechos. Los agentes investigan qué relación existía entre el agresor y la victíma, y todo apunta a que fueron en su día pareja y que la chica se había ido a vivir con él de forma voluntaria. Una vez allí, la habría retenido bajo coacciones y la habría maltratado físicamente en al menos una ocasión. Se investiga también si durante este encierro la víctima sufrió abusos o agresiones sexuales.

La intervención se produjo el pasado martes en una casa ubicada dentro de una conocida hacienda de Espartinas, lugar habitual de celebración de eventos. El hombre reside en esta vivienda, que sería una antigua casa de un guardés de la hacienda. Allí se instaló también la joven a la que mantenía retenida, una mujer que al parecer no tenía relación con su familia y tampoco disponía de domicilio fijo. Conoció al hombre a través de una amiga y se fue a vivir con él.

La chica contó lo que ocurría a unas amigas a través de un chat de telefonía móvil y una de éstas decidió hacer una denuncia de manera anónima, enviando las capturas de pantalla por correo electrónico al puesto de la Guardia Civil de Gines. La víctima admitió a las amigas que había recibido golpes y el hombre le había causado varios moratones. Además, dijo que no podía salir, aunque también admitió que él la invitaba a marcharse pero también le decía que no tenía ningún lugar a dónde ir.

Los agentes de este puesto analizaron la conversación y concluyeron que la denuncia podían ser cierta y que la joven podía encontrarse dentro de la citada casa. A primera hora de la mañana, los agentes entraron en la hacienda y detuvieron al sospechoso, al tiempo que liberaron a la víctima. 

La chica fue llevada después a un piso tutelado, mientras que el presunto autor de los hechos fue trasladado a los calabozos. El caso lo instruye un juzgado de Sanlúcar la Mayor.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios