Provincia

Mejoras en la carretera de la Dehesa de Abajo contra el atropello de linces

  • La CHG invertirá más de 376.000 euros en nuevos badenes, límites de velocidad y desbroces

  • Las obras se acaban de licitar

La carretera de la Dehesa de Abajo, en la que han muerto atropellados al menos 6 linces desde 2001.

La carretera de la Dehesa de Abajo, en la que han muerto atropellados al menos 6 linces desde 2001. / M. G.

La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG), Organismo dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, ha licitado por 376.212,86 euros el proyecto de acondicionamiento de la carretera Dehesa de Abajo evitar el atropello de linces.

Según ha recordado el organismo, con estas actuaciones cumple su compromiso de agilizar los trabajos para revertir este problema, una vez que se aprobaran los Presupuestos Generales del Estado para 2021.

Esta vía, que es de titularidad de la CHG , bordea la reserva natural de la Dehesa Baja, una de las nuevas áreas de campeo del lince, en el entorno del Parque Nacional de Doñana. Con una longitud de siete kilómetros, parte de una rotonda en la SE-3302 hasta llegar al corredor natural del río Guadiamar.

La carretera presenta un trazado virado que impide la visibilidad a distancia, tanto de los conductores, como de los animales que la cruzan. Esto, unido a la espesa vegetación que llega al borde del asfalto, y al buen estado de la calzada que permite altas velocidades, parecen ser las causas que han convertido el tramo en un punto negro de atropello de linces. Al menos seis ejemplares han sido arrollados desde 2001.

El proyecto, que cuenta con un plazo de ejecución de cuatro meses, contempla una batería de actuaciones que tienen como objetivo minimizar el riesgo a fin de disminuir el número de accidentes. Entre otras medidas, se llevará a cabo el desbroce y limpieza del tramo a ambas márgenes, la colocación de malla anti-hierba y extendido de grava, la ejecución de 8 badenes con señalización horizontal y vertical, y la colocación de señales de limitación de velocidad al inicio y al final del tramo de la carretera.

Tanto las actuaciones como los materiales a utilizar serán lo más adaptativos a la riqueza ecológica y entorno del medio natural donde se ejecutará la obra, evitando formas lineales y regulares y fomentando la asimetría en formas, tamaño, color y colocación para que se integren lo más posible en el entorno.

Según destaca también la CHG, este proyecto da continuidad a las medidas que se han ido desarrollando en la zona desde la llegada del actual equipo de la confederación, en 2018. Entre otras, el Organismo de cuenca instaló, con carácter de urgencia, señales alertando de la presencia de linces en la zona; colocó resaltos de reductores de velocidad en tres puntos y firmó un convenio con la Dirección General de Biodiversidad del Ministerio para la protección de la avifauna que transita a lo largo de los más de 1.700 km de vías de titularidad de la CHG.

En el marco del citado convenio se sitúan las actuaciones del proyecto de acondicionamiento de la carretera de la Dehesa de Abajo, trabajos que han contado con las recomendaciones de la Junta de Andalucía, competente en la conservación del lince ibérico, y de la organización WWF.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios